Foto de Apo Caballero. Marca

La temporada del Rayo Vallecano está dejando sensaciones muy dispares en su afición. El arranque de temporada ha mostrado cuál es la peor cara del conjunto madrileño y cuál debe ser el camino a seguir si quieren alcanzar la permanencia. Para muestra un botón, el partido frente al Alavés nos dejó 35 minutos en los que pudimos ver al Rayito que todos queremos, y 65 minutos restantes para olvidar –con 10 jugadores en el verde-.

Míchel: está siendo señalado por parte de la afición por su supuesta falta de iniciativa en la toma de decisiones. Algunos onces iniciales, algunas sustituciones o las formas de plantear distintas situaciones en los encuentros hacen dudar a parte de las y los rayistas, que ven en su planteamiento defensivo el principal problema franjirrojo. Pese a ello, Míchel aún mantiene un colchón de confianza en el rayismo, no queda muy lejos su labor para salvar al Rayo de descender a la 2ªB y su reciente ascenso.

Trejo: el argentino ha (mal)acostumbrado siempre al Estadio de Vallecas a actuaciones cuya nota no baja del 8 sobre 10. Su talento es indudable y su importancia en el ascenso a la primera división no se cuestiona, pero sus primeros desempeños esta temporada han provocado que en las gradas de Vallecas se debata sobre su actual titularidad. Se espera que el primer gol del Chocota, de penalti contra la Real Sociedad en Anoeta, sirva para elevar su nivel futbolístico.

Alberto: el primer capitán del “Santa Inés” es el principal señalado entre la hinchada vallecana. Los cinco primeros partidos de liga del Rayo han dejado al descubierto la etapa de bajo nivel deportivo que está atravesando el guardameta catalán. La reciente incorporación del portero macedonio de 24 años, Stole Dimitrievski, fomenta el refuerzo de la corriente de pensamiento que argumenta que el actual capitán debe pasar algunas jornadas en el banquillo.

Álex Moreno: pese a la gran temporada que realizó el año pasado, reconvertido en lateral izquierdo, muchos dedos apuntan al de San Sadurní de Noya por su bajo nivel futbolístico, especialmente en tareas defensivas, donde el conjunto vallecano hace más aguas.

Kakuta: una de las sensaciones en Vallecas. Parece que ha vuelto incluso en mejor forma que de la que gozó en la temporada 2014-2015. El campeón de una Premier League y una UEFA Europa League, con Chelsea y Sevilla respectivamente, genera mucho peligro en banda e inseguridad en los rivales en cuanto recibe el balón. Sus destellos de calidad no dejan indiferente a nadie en Vallecas. Caños, taconazos y ruletas son sólo unas muestras del repertorio que ha dejado en apenas 5 partidos oficiales en esta temporada. Actualmente es el jugador más en forma de la franja.

RDT: el Rayo Vallecano tenía una gran carencia en ataque, sin un 9 fijo que aporte los goles necesarios para alcanzar los puntos que otorguen la permanencia en la élite a Vallecas. Raúl de Tomás no dudó en cuanto se percató de que Lopetegui tenía otras ideas para la punta madridista. Decidió por volver a la que ya fue su casa la pasada temporada. En tres partidos jugados ha anotado dos tantos, uno que sí subiría al marcador contra el Alavés y otro contra el Huesca en El Alcoraz que sería anulado en una actuación del VAR más que cuestionable. Su presencia hace de la faceta atacante rayista mucho más temible, vistos los 24 tantos que consiguió en la 2017/18 en la Segunda División.

Imbula: no pudo tener mejor debut. Con su trallazo por la escuadra en Huesca el Rayo consiguió la única victoria que conoce hasta el momento. Su fichaje se produjo en un momento en el que el Rayo se quedaba cojo en el centro del campo por la dolorosa marcha hacia Vigo de Beltrán, y parece que puede suplir esta baja con garantías e incluso aportar algo más en otras facetas del juego.

Advíncula: el lateral peruano está exhibiendo un gran nivel en el lateral derecho de la escuadra vallecana. Además, las recientes actuaciones con su selección, especialmente en el partido contra Alemania, han dejado entrever el nivel que puede alcanzar el jugador cedido por el Club de Fútbol Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León de México.

Cobeño: el exjugador del Rayo Vallecano, ahora Director Deportivo de la entidad madrileña, ha conseguido conformar una plantilla que, a priori, está a la altura de las aspiraciones franjirrojas. Fichajes como el de Kakuta, Raúl de Tomás, Advíncula, Jordi Amat o Imbula han logrado que la ilusión se instale en las maltrechas gradas del Estadio de Vallecas, consiguiendo una cifra récord de más de 13.000 abonadas y abonados.

Martín Presa: la peor nota la pone el máximo dirigente y propietario del Rayo Vallecano de Madrid. Sus actos denotan dejadez casi completa por el mantenimiento de instalaciones, situación laboral de trabajadores y trabajadoras y de las relaciones con la afición rayista. Incluso, en las últimas fechas, todos hemos sido testigos de las últimas declaraciones que han provocado algo similar a un sentimiento de bochorno, situación que desde la afición rayista se espera que cese cuanto antes ya que, según la propia afición, “demuestra que no tiene ni un gramo de rayismo”.


Borja FC

Opinión, crónicas e información sobre el Rayo Vallecano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *