Algunos leones salieron a entrenar nada más acabar el partido y el grupo de aficionados del Athletic presente en el Wanda Metropolitano les dedicó una cariñosa ovación. Ovación que subió en intensidad en el preciso instante en que la carrera continua pasó por debajo de la tribuna superior en la que se encontraban estos hinchas. Nadie diría que los leones acababan de perder 2-0 tras un partido en el que a nivel ofensivo apenas habían dado señales de vida.

Lo del equipo de Ziganda, al menos en Liga, empieza a resultar preocupante. Fuera y dentro de casa. Ayer pareció que la única intención de los leones era defender, mantener su portería a cero y, si sonaba la flauta, meter algún gol a Oblak. La tropa de Simeone no está, ni nunca ha estado, para este tipo de concesiones.

Noticias relacionadas

La primera visita al Wanda Metropolitano suscitó la lógica expectación en la expedición rojiblanca desplazada a Madrid. Tanto a nivel de delegación oficial del club como de aficionados de a pie.“San Mamés es mucho más elegante”, fue la expresión más o menos generalizada una vez situados en los aledaños del nuevo estadio del Atlético. El propio César Azcárate, el arquitecto encargado de las obras del estadio del Athletic, aprovechó este encuentro de los leones para conocer las instalaciones colchoneras tanto exteriores como interiores en compañía de representantes de la LFP.

Más feo, mayor animación

Demasiado cemento de puertas hacia fuera, una singular cubierta y mucha actividad y movimiento en la explanada exterior. El interior del Wanda Metropolitano sí resulta más impactante. Se nota que su capacidad (67.703 espectadores) supera a la de San Mamés (53.289). El Atlético, a diferencia del Athletic, dispone de un anillo intermedio entre la tribuna inferior y la superior, anillo VIP a parte en ambos casos.

El cariño hacia el Athletic se mantiene al mismo nivel que en el Calderón

A nivel ambiental, los gritos y cánticos de la afición colchonera se hacen sentir a lo largo de todo el encuentro, aunque la diferencia no resulta abismal respecto a lo que se vivía en las gradas del Vicente Calderón. La grada de animación principal está situada en uno de los fondos y a los allí presentes se les deja disponer, entre otras cosas, de bombos. El cariño hacia el Athletic se mantiene al mismo nivel que en el Calderón.

Ziganda y Simeon e, al menos a pie de campo, no se saludaron antes de meterse a los vestuarios una vez concluido el encuentro. ¿Alguna rencilla pendiente?

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *