El culebrón Gameiro continúa. Todo apunta a que el delantero francés jugará en Mestalla, pero Valencia y Atlético de Madrid se resisten a cerrar el acuerdo definitivo. Ambos clubes llevan varios días negociando y la confianza en cerrar la operación es plena, pero la fumata blanca se resiste.

Las negociaciones en las últimas horas se han encallado en los referente a los variables que se van a incluir en el traspaso. La cantidad fija que va a abonar el Valencia se ha fijado en 16 millones de euros, pero faltan por definir las condiciones en las que se van a abonar las cantidades extra que llevará aparejado el fichaje del francés.

Una vez se llegue a un punto de entendimiento en este puntos, los clubes intercambiaran la documentación pertinente y Marcelino tendrá a sus órdenes al delantero por el que lleva suspirando todo el verano. Eso sí, aunque su intención es la de poder brindarle sus primeros minutos en el torneo Naranja del próximo sábado, Gameiro no podría viajar hasta el jueves, pues este miércoles formará parte de la expedición del Atlético a Cerdeña para medirse al Cagliari.

El delantero seguirá de este modo esperando al menos un día más a que se resuelva su salida. Así, con la misma incertidumbre con la que participó en el stage de Singapur, ha repetido en Brunico, donde se mantuvo dos días al margen aquejado de una sobrecarga coincidiendo con el momento en que más auge tomaban las conversaciones entre los clubes. Este martes, sin embargo, retornó al trabajo grupal, con lo que, muy a su pesar, el miércoles aún será un rojiblanco más. Quizás por último día.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *