«Al final del partido nos hemos acordado mucho de Gabi y de Fernando, que eran dos jugadores importantes para nosotros. Necesitábamos una victoria, porque cuando se van ese tipo de futbolistas el grupo se puede resentir», se sinceraba Juanfran. «Va por todos los atléticos, sobre todo los que ya no están aquí como Gabi o Torres. Se han despertado a las tantas de la mañana para ver a su equipo, porque se sienten y son partícipes de esto. Tendrían que estar aquí con nosotros, pero han decidido marcharse por su bien y eso nos pone contentos», completaba Saúl.

El canterano, de hecho, había festejado su diana, la del 3-2, imitando el arquero que popularizó El Niño. El 8 ha sido uno de los que más ha sentido la marcha del 9, que, a la que terminó la Supercopa, expresaba su alegría desde Japón y a través de las redes: «¡Qué grandes sois todos! Enhorabuena, equipo y afición. Supercampeones de Europa. Forza Atleti». El contacto es continuo, en todo caso. Fernando, de algún modo, sigue dentro del vestuario.

Que grandes sois todos!!! Enhorabuena equipo y afición. #supercampeonesdeeuropa#forzaatletihttps://t.co/4e51gaYalq

? Fernando Torres (@Torres) 15 de agosto de 2018

Como Gabi, por supuesto. El propio Godín, heredero del brazalete, reconocía que conversa habitualmente con el ahora futbolista de Al Sadd. Eran, en fin, dos referencias del vestuario, así que son dos ausencias que se dejan sentir. El núcleo duro del camerino ahora sabe que debe dar un paso adelante en ese sentido, sobre todo porque se afronta un curso exigente con bastantes caras nuevas, que deben entender el primer mandamiento del credo rojiblanco: lo individual, al servicio de lo colectivo.

Supercopa de Europa 2018: Resumen y goles del Real Madrid 2-4 Atlético

En ésas anda también Griezmann, tercer capitán por decisión del Cholo. El francés, que festejó el título como el primero, invadiendo incluso el terreno de juego tras el cuarto gol de su equipo, se ha convertido en el ‘cicerone’ de su compatriota Lemar, uno de los que debe simbolizar ese paso adelante que pretende dar el Atlético. Antoine le explica cada ejercicio de los entrenamientos y le facilita una integración en la que también andan los Rodrigo, Gelson, Arias, Adán o Kalinic.

La idea, en fin, es que el equipo note lo menos posible la ausencia de dos líderes, más allá de que, como sucede por otra parte con los Raúl García, Villa, Adrián y otros tantos, se mantenga un vínculo en rojiblanco. Son hermanos de sangre, como ellos mismos se definen, y festejan los éxitos del Atlético más allá de que sigan en el plantel o de que el fútbol les haya llevado por otros equipos. El de Qatar en el caso de Gabi, el de Japón en el de Fernando. «Nos hemos acordado mucho de ellos». Pues eso.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *