El entrenamiento del Atlético de Madrid contó con un visitante de altura. Karl Anthony Towns, pívot de los Minnesota Timberwolves, acudió a la sesión del equipo rojiblanco y estuvo departiendo y fotografiándose con algunos de los jugadores, especialmente con Antoine Griezmann y Juanfran, grandes aficionados a la NBA.

El delantero francés incluso le enseñó el baile basado en el videojuego Fortnite que realiza después de cada gol y que ya se ha convertido en un clásico.

Towns, de 2,13 metros y 22 años, no dudó en ponerse la camiseta del Atlético, que preparaba su debut en LaLiga frente al Valencia. Sin embargo, durante su estancia en Madrid el jugador de la NBA también se ha dejado ver por el Santiago Bernabéu. El pívot debe de estar eligiendo equipo en la capital.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *