En un partido con apenas alicientes después del 0-4 de la ida, el Madrid tiene ante el sí el desafío de romper la que es su peor racha en su casa en la Copa. Son cuatro los partidos seguidos que el equipo blanco acumula sin lograr la victoria en el torneo del K.O. ante los suyos, igual que entre 1993 y 1995. Celta (1-2), Fuenlabrada, Numancia (los dos empataron a dos) y Leganés (1-2) han pasado por Chamartín desde el 3-0 al Sevilla en 4 de enero de 2017. Barcelona, Atlético de Madrid, Tenerife y Vaencia.

El Celta fue el equipo que alejó al Madrid de Zidane del triplete, un desafió que sigue vivo en la historia del Real Madrid. Después de eliminar al Sevilla en octavos, el equipo de Zidane se cayó en cuartos. Tras la derrota en casa (1-2) peleó hasat el final contra el Celta, pero no pasó del 2-2 en Balaídos.

La temporada pasada la Copa fue una tortura para el Madrid en su campo. Ganó en las tres salidas: 0-2 en Fuenlabrada, 0-3 en Soria y 0-1 en Leganés. Pero en el Bernabéu, lo que debían ser trámites se convirtieron en dos pesadillas y un drama. El equipo de Segunda B se atrevió a poner a los blancos contra las cuerdas al Madrid con dos goles, un palo con 0-1y un 2-2 final que fue algo más que una aviso. El 2-2 se repitió ante el Numancia. Y lo peor estaba por llegar.

El enemigo que separaba al Madrid de la semifinales era el Leganés. Jugó mal en Butarque, pero ganó 0-1. Si embargo la vuelta deparó una de esas sorpresas que hacen de la Copa otro mundo. El equipo de Garitano igualó la eliminatoria, Benzema la puso de nuevo en ventaja para el Madrid y Gabriel Pires, con más de media hora por jugarse, hizo un 1-2 que los blancos fueron incapaces de levantar. Ese día dicen que Zidane entendió que su ciclo estaba acabado.

Muy distinto a la anterior racha

El peso de los rivales hace que este ciclo de cuatro partidos en casa sin ganar sea muy distinto a lo vivido entre 1993 y 1995. Aquella mala racha blanca arrancó en las semifinales de un torneo que acabço ganando (2-0 al Zaragoza en Mestalla). Tras empatar a uno en casa contra el Barcelona, el equipo de Floro superó al de Cruyff en el Camp Nou (1-2).

El defensor del título arrancó la temporada siguiente la Copa en octavos ante el Atlético de Madrid. A pesar de empatar a dos en su campo, el Madrid se plantó en octavos al ganar 2-3 en el Calderón con goles de Butragueño, Luis Enrique y Lasa. Pero no pasó de cuartos, ronda en la que cayó ante su bestia negra de aquellos tiempos, el Tenerife: 2-1 en la Isla y 0-3 en el Bernabéu.

En la campaña 94-95 la aventura del Madrid se limitó a la primera ronda y una doble derrota por 2-1 ante el Valencia en el Bernabéu y Mestalla. La racha sin ganar en casa en Copa la quebró el Madrid el Espanyol, aunque de nada le valió aquel 2-1 en Chamartín después de haber caído 4-1 en Barcelona.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *