El Barça B no es capaz de salir de su espiral negativa y la dinámica es más que preocupante. Los de Gerard López mejoraron su imagen, plantaron cara, pero cayeron en el Miniestadi frente a un R ayo Vallecano que sigue lanzado (2-3). Los azulgrana encadenan la quinta derrota consecutiva y son ya nueve partidos sin ganar. La situación es crítica y con 37 puntos se quedan a dos del Córdoba, que ganó el sábado, y Cultural, que juega a las 20.00 horas.

Gerard intentó sacudir al equipo también desde el once. Volvió a ser titular Monchu, aunque la gran sorpresa fue Samu Araujo, que no había jugado ni un minuto en lo que va de curso y tan solo había entrado en ocho convocatorias con la de hoy. Pero mientras le duró la gasolina, el chaval cumplió a pesar del compromiso.

El Rayo lo tuvo muy claro desde el inicio. Un equipo en racha, conocedor perfectamente de sus limitaciones y sin tomar ningún riesgo. Los de Míchel esperaron su momento ante un Barça B inoperativo en ataque durante el primer tiempo. Y lo encontraron a la media hora. Raúl de Tomás transformó a lo Panenka un penalti que había cometido Palencia sobre Embarba.

Los azulgrana, por su parte, solo dispararon una vez a portería en el primer periodo y fue en la última acción antes del descanso. A balón parado, Rivera remató desde el primer palo, pero Alberto reaccionó bien para evitar el empate.

El Rayo llegaba a Barcelona en racha y mirando a Primera. Los vallecanos parecía que encarrilaban el choque con el segundo a los 10 minutos de la reanudación. Potente disparo lejano de Bebé que tocó al palo antes de entrar. El gol dejó abatidos a los jóvenes del filial y a la parte culé de un Miniestadi que más parecía Vallecas. 500 aficionados rayistas llenaron el gol norte de la grada.

Pero tres minutos después, Monchu cazó un balón dentro del área y batió con un derechazo al portero. El juvenil metía de nuevo al filial en la lucha. Pero duró muy poco. Una genialidad de Raúl de Tomás suponía el tercero del Rayo. El delantero, que suma 22 goles, dejó sentado a Nahuel y batío a Varo por debajo de las piernas.

Con el partido perdido, Gerard dio entrada a Vitinho, McGuane y Ballou y el canadiense fue el que más lo intentó. Al menos probó de desbordar y logró el 2-3 a falta de un cuarto de hora. Ya en el último suspiro, Rivera tuvo el empate en una ocasión clarísima. El centrocampista enganchó un balón muerto dentro del área, pero Alberto lo salvó sobre la línea. No quiso entrar. Al filial, que mereció más, le va todo en contra.

Noticias relacionadas

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *