No fueron unos abrazos más. Esta vez sobraron las palabras cuando José Antonio y Mari bajaron al césped del Wanda Metropolitano para felicitar a su hijo Andrés como habrían querido hacer todos los barcelonistas y, por qué no, los amantes del buen fútbol. Iniesta se irá de su casa por la puerta grande. Como siempre quiso hacer. No le echan ni le han empujado a hacerlo. Se va él tras elegir el momento adecuado. Y el guión de su final copera fue incluso mejor del que podía haber imaginado. El capitán del Barça levantó su sexta Copa igualando, junto a Messi, Piqué y Busquets el récord de Joan Segarra. El domingo apunta además a campeón de Liga por novena vez en Riazor. Será la plusmarca de la entidad superando a Xavi. Y siempre con Messi a su lado, con el que festejará su título número 32 en el equipo. La decepción de Roma le impedirá ganar su quinta Champions (nadie tiene más que él en el club) pero Andrés no quiere mirar atrás. Las derrotas, por muy dolorosas que sean, forman también parte del fútbol. Como aquella en la Copa de 2014 ante el Madrid, la única vez que su padre ha bajado de la grada para animarle tras una final.

Para finales de esta semana se espera el anuncio oficial de su marcha para. Andrés romperá así el primer contrato vitalicio de la historia del club para marcharse tres años al fútbol chino. Hasta que no deje el Barça no firmará con nadie. El Chongqing Danghai Lifan y el Tianjin Quanjian le han presentado ofertas astronómicas que superarán los 30 millones por temporada.

Iniesta y Messi se abrazan antes de ser sustituido el capitán

Asistido por Messi, Iniesta firmó un golazo espectacular a pase de Leo cuya clase en la definición recordó a la de un Bélgica-España en 2008 al dejar sentado a Stijn Stijnen como anteayer hizo con David Soria. Andrés se fue directo a Leo para agradecerle ese pase e infinitos más. La imagen simbolizó la era dorada de un Barça que sigue alzando títulos. Luego llegó la ovación de la afición del Barça y el Sevilla al unísono al regalarle Valverde la sustitución. Y se derrumbó en el banquillo. Orgulloso al ver reconocido que había cumplido con su deber desde el primer día.

Noticias relacionadas

Llegó a casa de madrugada con su esposa, Anna, y dos de sus hijos, Valeria y Paolo Andrea, quienes disfrutaron en el césped antes de caer rendidos en el avión. Sus padres, cuñados, y demás familia y amigos, también bajaron para una foto histórica. Iniesta salió un rato de fiesta con sus compañeros y ayer descansó jugando también con la pequeña Siena mientras se le colapsaba el WhatsApp. Los irá respondiendo, la mayoría de noche como siempre cuando los niños ya duermen. El día del Clásico volverá al Camp Nou. Otro motivo para ir.

GRAF9530. BARCELONA, 21/04/2018.- El capitán del FC Barcelona, Andrés Iniesta, levanta el trofeo que les acredita ganadores de la Copa del Rey tras derrotar al Sevilla por 5-0 en el encuentro que han disputado esta noche en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. EFE/Kiko Huesca.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *