Otro título para Valverde, tres de cinco. Quitando el descalabro de Roma, casi intachable. Hace un año, cuando el Madrid les aplastó en esta Supercopa, amenazaba una temporada de nubes. Valverde templó el clima y sigue su camino, con más o menos estilo, sumando títulos.

Acierto suyo fue el de poner a Dembélé, cuando todo invitaba a pensar que no. Malcom fue de lo mejor en pretemporada y el Mosquito venía con menos entrenamientos tras apurar hasta el final el Mundial. El francés tuvo una actuación notable, culminada con un disparo ganador cuando amenazaba prórroga.

En el Barça no le hace falta reivindicarse pero quizá sí en Alemania. Ter Stegen volvió a ser decisivo y para el Barça es un seguro de vida. Con él de titular seguramente Alemania no hubiera ganado el Mundial, pero puede que se hubiera evitado el ridículo de caer en la primera fase. Sacó una prodigiosa a Sarabia en la primera parte y detuvo un penalti en el 90′. ¿Más error de Ben Yedder que acierto del portero? Puede ser, pero hay que pararlo.

Luis Suárez amenaza con empezar la temporada como el año pasado. Le cuesta arrancar últimamente al uruguayo, que al lado de Messi seguirá marcando goles. Ante el Sevilla estuvo muy errático. Valverde dejó claro en Tánger que su segunda opción es Munir, dejando a Alcácer en la grada. A priori ninguno es competencia para Suárez, que hasta ahora se ha ganado tener el puesto asegurado.

Con Luis Enrique en el palco amenazando con sorpresas en su primera convocatoria, hubo un hombre que presentó candidatura para volver. Un campeón del mundo. Es difícil que haya a estas alturas un jugador español más rodado que Jesús Navas, con varios partidos oficiales a sus espaldas y un motor, que si no se rompe, nunca para.

La Supercopa comenzó torcida con el paso de dos a un solo partido y con la polémica elección de la sede. La improvisación ha continuado en los últimos días con el problema de los extracomunitarios., una polémica evitable porque el Barça lo tenía aparentemente controlado (que jugara Marlon no entraba en ningún plan e incluso Valverde, para evitar más suspicacias, dejó en la grada a Malcom). A veces es mejor no meterse en un charco, sobre todo si es para embarrarlo más.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *