La afición de la Real Sociedad volverá a ver, esta tarde contra el Barcelona, un partido como local sin estar separada del césped por las pistas de atletismo, que 25 años después han sido eliminadas de un estadio de Anoeta que pasa a ser campo de fútbol. El primer gol será el último de Imanol Agirretxe, que será homenajeado tras su retirada.

El Barcelona será el primer rival que sufra el acercamiento a los jugadores de los aficionados txuriurdin, que pasarán de sentarse a 44 metros a estar a 8,5 o 7,5 de distancia, en los fondos. En uno estará la grada Aitor Zabaleta, con casi 2.400 aficionados animando. Se esperan muchísimos más, ya que el nuevo campo ha propiciado el récord de abonados, 28.202, con 28.995 asientos hasta el fin de la obra, dentro de un año.

Además de en las tribunas, se espera que el espectáculo esté en el césped, que desde que se levantó en el Nuevo Zorrilla ha levantado una gran atención. La nueva hierba se terminó de plantar hace 10 días y fue probada el jueves, en un partido de chavales de la cantera, y en el entrenamiento que ayer llevó a cabo Asier Garitano con sus hombres, sin que diese mayor problema.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *