El Clásico se centra en el estado físico de Messi y también de Dembélé, en el lado azulgrana. Con menos preocupación miran en el Madrid a un Bale que lleva tiempo rodándose tras la última lesión muscular y a Benzema, que prácticamente ya ha salido de su contratiempo en la mano derecha. El doctor Pedro Luis Ripoll analiza la situación de las cuatro estrellas.

Sufrió un impacto en la cara interna del muslo derecho, donde están situados los músculos adductores. Estos quedaron atrapados entre la rodilla de Lato y el fémur de Leo. En el lenguaje del fútbol, sufrió un ‘bocadillo’. Como consecuencia, las fibras musculares resultaron contusionadas y con toda probabilidad hubo en más o menos medida un sangrado. Messi dribla con muchísima frecuencia, así como asiste con el interior del pie de ambas piernas. Ello exige un buen estado de los músculos adductores. Su estado requiere máxima prudencia, sobre todo si el sangrado ha sido abundante, para evitar un agravamiento de la lesión. Y lo prudente sería que no jugase de inicio.

Está saliendo de un periodo de inactividad de unas dos semanas por una lesión traumática (esguince en el tobillo izquierdo). Es un futbolista de bajo peso y por tanto fácil de poner a punto, pero dada la altísima exigencia física de un Clásico, sólo si se considera que está al 100% físicamente debería jugar de inicio. De lo contrario, como Leo, lo mejor es la prudencia.

Sufrió una lesión en el sóleo de la pierna izquierda, la bestia negra de las lesiones del galés. Muy inteligente el Madrid haciéndolo volver a la competición de forma progresiva (26, 23 y 63 minutos desde su reaparición) para evitar una concatenación de lesiones en el sóleo como las vividas en anteriores etapas. Consideramos que llega al ciento por ciento para jugar el Clásico de inicio.

Máximo acierto en la opción del tratamiento conservador para afrontar su fractura del quinto dedo de la mano derecha. Hemos de atribuir el 50% del mérito al jugador, que decidió asumir un cierto riesgo que a estas alturas ya es prácticamente inexistente. Esto le ha permitido dar continuidad a su gran momento de forma. Pero Karim está especialmente en su plenitud de recuperación psicológica. Ha asumido el papel de líder en el Real Madrid, cosa que no es fácil.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *