El mexicano Andrés Guardado no podrá volver a jugar en lo que queda del año. Las pruebas médicas a las que se sometió ayer confirmaron la lesión muscular que sufrió el domingo en el partido frente a la Real Sociedad que le mantendrá alejado de los terrenos de juego las próximas cuatro semanas.

En concreto, el centrocampista bético sufre una rotura grado II de la musculatura isquiotibial medial distal de su pierna izquierda. Se trata del segundo problema similar sufrido en lo que va de curso por el Principito, que no podrá estar en los partidos ligueros ante Rayo Vallecano, Espanyol y Eibar, en la vuelta copera de mañana frente al Racing, ni en la visita al Dudelange de la Europa League.

Temas relacionados

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *