La plantilla del Celta de Vigo empezó este jueves a preparar el próximo partido de Liga que le enfrentará al Deportivo Alavés en Mendizorroza, con una sesión en las instalaciones deportivas de A Madroa en la que no ha estado presente el delantero argentino Lucas Boyé.

El exfutbolista del Torino, segundo y último refuerzo invernal del conjunto dirigido por Juan Carlos Unzué, tiene previsto llegar a Vigo esta misma tarde, por lo que únicamente completaría un entrenamiento con el equipo antes de viajar a Vitoria, en caso de ser citado por el técnico navarro.

Tras disfrutar ayer de una jornada de descanso, la plantilla retomó esta mañana los entrenamientos con la presencia de los canteranos Diego Pampín, Víctor Pastrana y Brais Méndez.

El Celta realizará mañana, en Balaídos, su última sesión antes de viajar a Vitoria.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *