La vida casi siempre te concede una segunda oportunidad. Y eso lo sabe mejor que nadie Emmanuel Apeh. El delantero nigeriano fue incluído por vez primera en la convocatoria celeste para un partido oficial y el sueño de poder debutar en Primera División lo tiene al alcance de la mano.

Las bajas de Aspas y Emre Mor ha dejado con pocos efectivos la línea delantera del cuadro vigués. A Cardoso no termina de convencerle Eckert y después de haberle entrenado durante esta semana, optó por llevar de viaja a Valladolid al africano que aterrizó en Vigo el pasado verano procedente del Lorca.

Esta temporada siempre será recordada por ‘Manolito’ que es así como se le conoce a Apeh dentro del vestuario. Jugó parte de la pretemporada con el primer equipo y su inicio con el Celta B no pudo ser mejor; todo parecía ir sobre redas hasta que en un control rutinario se le detecta una posible lesión cardiaca.

Apeh deja de jugar durante tres meses, período de tiempo en el que se somete a todo tipo de pruebas médicas. El club opta por no correr ningún riesgo y la amenaza de verse obligado a tener que dejar el fútbol, sobrevuela para este jugador que se derrumba emocionalmente «porque el fútbol es mi vida», según declaró a MARCA en las pasadas fiestas navideñas.

Al final, los médicos han permitido su vuelta tras comprobar que los resultados de esas pruebas eran satisfactorio. Lo hizo en diciembre de forma gradual jugando con el Celta B y ahora, tras recuperar el necesario ritmo competitivo, dispone de la opción para poder jugar en Primera División. Será Miguel Cardoso quién tenga la última palabra mañana domingo en Valladolid.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *