Al recital de fútbol y goles que exhibió el FC Barcelona sobre el césped del Wanda Metropolitano en la final de Copa del Rey ante el Sevilla, le acompañó una grada con, por lo menos, el 50% de color azulgrana. A diferencia de las últimas tres finales, ante el Athletic Club de Bilbao en el Camp Nou de 2015, frente al Sevilla en el Calderón en 2016 y ante el Deportivo Alavés también en el Calderón el año pasado, el Barça recuperó en el Wanda el apoyo de más aficionados propios y no vio como en la grada dominaban los colores del equipo rival.

Pese a que las medidas adoptadas por el club azulgrana, implementando como novedoso que los aficionados que asistieran a la final debían recoger su entrada en la ciudad donde se disputaba la final, fueron inicialmente criticadas, a tenor de lo visto en el Wanda Metropolitano acabó resultando todo un acierto.

Al margen del objetivo de acabar con la reventa, y por extensión, que entradas que iban destinadas a socios del Barça pudieran acabar en manos de aficionados del equipo rival, con esta medida la entidad azulgrana también logró fomentar que aquellos socios o simplemente socios que nunca habían tenido oportunidad de asistir a una final, esta vez lo hicieran y animaran sin descanso a su equipo.

Noticias relacionadas

Esperas de una hora

Pese al enorme despliegue de personal (unas 350 entre fijos y externos) que el Barça dispuso en el pabellón 2 de IFEMA, el punto de recogida de las entradas en Madrid, en la jornada del mismo día de partido fue imposible evitar que se concentraran algunas colas. En el momento de mayor concurrencia de público, entre las 12 y las 16 horas, coincidiendo con la llegada de mayor números de aficionados del Barça a Madrid, hubo esperas de una hora de promedio para retirar la entrada, algo que molestó a algunos aficionados.

Sin embargo, todo el mundo pudo llegar a tiempo al estadio para ver el partido y la convivencia en la grada fue excepcional. Al dar acceso a seguidores no socios, hubo también muchos culés llegados de diferentes puntos de Espanya, algo que propició además de los colores del Barça muchos aficionados exhibieran también las ‘estelades’, ‘senyeres’ y banderas de España, sin que ello desviara cuál era el objetivo común que los unía: animar al Barça.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *