Lejos de lo que pueda parecer, el Eibar vive al límite en lo económico. No se trata de tensiones en la tesorería ni un problema de deudas. El tope salarial que marca LaLiga para invertir en salarios deja al conjunto armero con poco margen de maniobra. El club guipuzcoano inició la Liga con un máximo de 33 millones de euros de gasto entre componentes de la primera plantilla y amortizaciones de fichajes. En las oficinas de Ipurua saltó la alarma porque el club había invertido más de 31 millones desde principio de temporada y únicamente tenía dos para acometer las incorporaciones invernales. Llegadas que ahora no parecen tan imprescindibles, pero que hacer dos meses se pedían a gritos.

La buena noticia para la entidad que preside Amaia Gorostiza es que LaLiga ha ampliado el tope salarial del Eibar en dos millones, hasta los 35. Salto cualitativo que ha permitido al club acometer las incorporaciones de Orellana y Diop. Sin esa ampliación la llegada de los dos jugadores hubiese sido imposible. También ha ayudado la salida de futbolistas como Rivera o Gálvez, cuyas fichas asumirán sus clubs de destino.

Si el Eibar decidiera realizar una tercera incorporación en enero, tendría margen para ello.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *