A Iván Alejo (Valladolid, 1995) se le nota resentido con la temporada que está a punto de finalizar. El Eibar le ha permitido debutar en Primera, pero el regusto de este extremo habilidoso con facilidad de regate y palabra no es dulce del todo. Añora más minutos. Lo explica en MD con un discurso natural y sincero.

¿Qué sabor de boca le deja la temporada?

Colectivamente muy bueno. Si las cosas no se tuercen acabaremos entre los diez primeros. Otro éxito más para el Eibar. Del míster, de la directiva, de la plantilla. Hace cuatro o cinco años nadie se lo imaginaba. A nivel individual me queda un sabor agridulce.

Todo el mundo hablaba de mí, todo el mundo me conocía. A partir del partido de San Mamés desaparecí de las alineaciones

¿Por qué?

En primer lugar por la grave lesión que tuve cuando empezaba a ser titular. Luego volví en un estado de forma muy bueno, tuve dos o tres meses a un nivel muy alto. Todo el mundo hablaba de mí, todo el mundo me conocía. A partir del partido de San Mamés desaparecí de las alineaciones, pasé del todo a la nada. A sentirme infravalorado. Hay que aprender de los malos momentos y ya está.

¿Cree entonces que ha merecido jugar más en los últimos partidos?

No sé si será coincidencia, pero estando el equipo en una mala situación volví yo e hicimos 19 puntos de 21 posibles. Estaba en un momento de forma muy bueno y luego no he tenido apenas minutos, quitando el partido contra el Celta. Anímicamente me ha pasado factura.

Somos humanos y me da igual que me viera todo el mundo. Tenemos derecho a sentirnos mal

¿De ahí el disgusto que se agarró en Girona?

Pocas veces se ve en el fútbol que un jugador entre en el minuto 30 y que en el 70 le vuelvan a cambiar. Es complicado. Tengo que entender que soy el más joven del equipo y eso a veces también pesa. Exploté por el cúmulo de todo lo que me ha pasado esta temporada. Es lo que me salió en el momento. Somos humanos y me da igual que me viera todo el mundo. Tenemos derecho a sentirnos mal.

¿Habló con Mendilibar?

Me comentó que fue un cambio táctico. Él pensaba que era lo mejor para el equipo. A pesar de que no lo comparta, tengo que respetar la decisión.

¿Qué tal es su relación con él?

Buena. Le tengo que agradecer la oportunidad que me ha dado de debutar en Primera. Me dio minutos primeros y luego apostó por otros jugadores que según él estaban en mejor estado de forma.

Se le nota con la sensación de haberse quedado con ganas de demostrar su valía.

Creo que en los partidos que he jugado he dado buen nivel, aportando goles y asistencias. Obviamente, me quedo con ganas de más. También entiendo que el míster tenga que escoger a once futbolistas entre 25.

¿A qué achaca la pérdida de protagonismo?

Competir por el puesto con gente como Orellana, Pedro León o Inui es difícil porque son de los mejores extremos de la Liga, pero la competencia no me daba miedo, por eso vine al Eibar.

¿Se ha arrepentido en algún momento de no irse a otro equipo?

Al final, en el momento en que tomas una decisión la tienes que acatar. No me arrepiento de haber venido al Eibar. Es más, en su momento Fran Garagarza ya había apostado por mí y se lo agradezco.

Si aquí no tengo oportunidades, habrá que hablar las cosas. El grupo es fantástico, pero quiero jugar. Yo tengo que pensar en mí

Tiene contrato hasta 2021. ¿Le tranquiliza?

Firmar un contrato de cuatro años fue una decisión pensada en que era lo mejor para mí, pero un futbolista de 23 años quiere jugar. Si aquí no tengo oportunidades, habrá que hablar las cosas. El grupo es fantástico, pero quiero jugar. Yo tengo que pensar en mí. Si no voy a tener minutos, lo mejor es que hablemos Fran, mis agentes, mi familia y yo para valorarlo todo.

O sea que no descarta irse del Eibar.

Yo estoy feliz aquí, pero en el fútbol pueden pasar muchas cosas de un segundo a otro. No descarto nada.

Oiga, ¿cómo es la Primera División por dentro?

La mejor Liga del mundo por sus jugadores y por los estadios que hay. Esto ya no me lo va a quitar nadie. Podré contar a mis nietos que he jugado 20 partidos en Primera. Los he disfrutado como un niño pequeño porque soy un loco del fútbol.

¿Qué jugador le ha llamado la atención?

Boudebouz, el del Betis. En directo me impresionó mucho.

¿Qué campo le ha impactado?

A mí me gusta mucho que la afición sea caliente y apriete, o sea que te voy a decir el Sánchez Pizjuán.

¿Qué amigo ha hecho este año en el vestuario?

Con Dmitrovic me llevaba muy bien de la época en Alcorcón, es como un hermano para mí. Y ha sido un placer conocer a Fran Rico, Escalante, Arbilla…

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Estar tranquilo. Me gusta ir al cine, ir a Valladolid, mi ciudad… De hecho decidí venir a Eibar por lo cerca que estoy de casa. Me gusta mucho visitar a mi gente

Yo si me meto por dentro me pierdo. Sería como andar por la selva. Lo mío es estar abierto en la banda y además creo que soy muy bueno ahí

Usted como futbolista es un defensor de las causas perdidas: extremo habilidoso y afín al uno contra uno.

Sí. Yo si me meto por dentro me pierdo. Sería como andar por la selva. Lo mío es estar abierto en la banda y además creo que soy muy bueno ahí.

¿Quién era su ídolo de la infancia?

Me gustaba mucho Joaquín y he tenido la suerte de cambiarme la camiseta con él.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *