Viendo cómo ha competido el Girona durante esta temporada poca gente podía imaginarse que saldría del Camp Nou de esta manera, goleado por 6-1 y con la sensación que le habían puesto las cosas muy fáciles al Barça de Valverde. El vendaval ofensivo culé hizo pedazos a la defensa avanzada que presentaba el Girona, y la alta presión al hombre de los gerundenses acabó por jugarles una mala pasada.

Seis goles duelen, y más por cómo llegaba el equipo al encuentro, donde toda la afición e incluso los jugadores pensaban en competir hasta el final, como habían hecho en el Wanda Metropolitano o en Mestalla. En el recuerdo de un día histórico para el Girona va a quedar, seguramente como anécdota, que el 6-1 ha pasado a ser ya la goleada más amplia que ha encajado Pablo Machín como entrenador del Girona.

Y es que el de Soria siempre se ha caracterizado por tener un equipo sólido atrás y que como mucho había concedido 4 goles (en Ipurúa 4-1). La idea es clara, esto debe ser un accidente que se puede permitir un equipo recién ascendido, una licencia que se tomaron Machín y los jugadores de presentarse al Camp Nou siendo lo que les ha llevado hasta allí.

Más allá de la derrota en el feudo culé está otro dato que si debe preocupar un poco más al cuerpo técnico de Pablo Machín. El Girona no gana fuera de casa desde que lo hizo en Cornellá por 0-1 el 12 de diciembre del año pasado. Seis partidos, contando el del Barça, en los que los gerundenses tan solo han sido capaces de sumar dos empates: en el Wanda y en La Rosaleda.

Está claro que la derrota del sábado no debe suponer ningún problema psicológico para la plantilla, que parece que tiene una muy buena oportunidad de revertir la situación este mismo martes en Montilivi frente al Celta. Esto sí que es positivo para Machín que explicó en sala de prensa después del partido frente al Barça que “jugar cuanto antes para poder pasar página del partido de hoy”. De nuevo, el Girona tendrá otra oportunidad para demostrar hasta dónde puede llegar este equipo.

Sin tiempo para lamentaciones

El apretado calendario de la Liga ha querido que en tan solo una semana el Girona dispute tres partidos ante rivales de mucha exigencia. Después del Barça, ahora le queda recibir al Celta el martes y el sábado jugar en el Estadio de La Cerámica.

Pese al esfuerzo de los jugadores, que durante los 90 minutos corrieron detrás del balón en el Camp Nou, Machín no les ha dado ni un respiro, porque tiene claro que el partido frente a los gallegos es de vital importancia.

Portu, a ritmo de selección

La temporada que está haciendo Portu es para llevarse las manos a la cabeza. Con 10 goles y 2 asistencias, es el único jugador de toda la Liga que le ha marcado a Barça, Madrid, Atlético y Valencia, y algo más, lo ha hecho en el Camp Nou, el Wanda y Mestalla, algo solo al alcance de privilegiados.

Machín, que siempre lo ha valorado muchísimo, fue preguntado después del partido por si su jugador tenía nivel para ir a la selección española y aunque, entre risas, dijo que “es trabajo de Julen” se aventuró a afirmar: “Si se lo llevan, estoy seguro de que no se van a arrepentir”.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *