El conjunto gerundense esperaba poder anunciar e incluso presentar ayer a su nuevo fichaje, Patrick Roberts, pero al final todo quedó en nada por culpa de unos flecos burocráticos de última hora que lo impidieron.

En todo caso, el extremo, que vendrá cedido por el Manchester City, se convertirá en la primera cara nueva de la era Eusebio, ya que hasta el momento el Girona sólo se ha quedado en propiedad a Muniesa y Mojica, además de renovar la cesión de Aleix Garcia, tres jugadores que el curso pasado ya estaban en Montilivi.

Roberts, que ha jugado las dos últimas temporadas y media en el Celtic escocés, ya se encuentra en Girona y probablemente mañana ya entrenará con el grupo.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *