Marco Asensio es otro de los fichajes de invierno de Solari. El mallorquín, que volvió a jugar después de casi mes y medio lesionado, entró en el campo por Benzema. El partido de anoche es para Marco un antes y un después esta temporada, o al menos eso espera el extremo, que a lo largo de lo que va de temporada se ha ido apagando hasta caer lesionado en el Mundial de clubes. Una lesión que le ha impedido jugar en lo que va de 2019 hasta la cita ante el Girona de ayer.

Lo más positivo para Solari es que Asensio dio anoche signos de querer dar guerra en esta segunda parte de la temporada donde se van a cocer todos los títulos. Pese a que no dispuso de ninguna ocasión clara, Asensio no paró de pedir el balón y desbordó como sabe, con la pelota pegada a la bota. Tuvo un disparo muy bien colocado ganando bien el área por velocidad que Iraizoz sacó como pudo. De hecho, la jugada debió acabar en gol de Lucas Vázquez pero este hizo lo más complicado, mandar el balón al palo con todo a favor. Asensio tuvo tiempo para hacerse otra cabalgada desde su campo.

MX: Gol de Llorente (1-3) en el Girona 1-3 Real Madrid

El reto ahora de Marco es tener más minutos y ganarse la confianza de Solari. Por delante tiene un Vinícius en alza y Bale, que era titular con el técnico antes de la lesión.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *