Después de las salidas de Lluis Sastre, Gurler y Rubén Semedo, Samuele Longo puede ser el siguiente en abandonar la disciplina de la S.D. Huesca. El delantero, que ni siquiera estuvo en la última convocatoria, ha vivido una primera parte de la temporada muy irregular en la que su protagonismo se ha ido diluyendo, algo que le ha llevado a buscarse una salida. Y en principio parece que va a encontrar acomodo en la Serie B italiana de la mano del Cremonese. Longo ha ido de más a menos en los planes de Leo Franco y Francisco respectivamente. Con ambos comenzó como titular, de hecho, al igual que el resto del equipo cuajó una buena impresión en las primeras jornadas de Liga.

Pero paulatinamente fue desapareciendo del césped hasta convertirse en un habitual del banquillo. En total, hasta ahora, ha participado en 17 partidos, 15 de Liga y 2 de Copa anotando un gol en este tiempo y dando dos asistencias. Ese tanto sirvió al Huesca para sumar un punto frente al Villarreal el pasado 16 de diciembre. En total, Longo ha sido titular en ocho ocasiones. La última vez que salió de inicio fue frente al Athletic de Bilbao en el Alcoraz en Copa en el duelo de vuelta, el pasado seis de diciembre. Ahora Longo apunta a salir del equipo aragonés con destino a la segunda división italiana.

A la espera del lateral

Cerrar un lateral izquierdo sigue siendo la principal urgencia para el Huesca. Carles Planas, que apenas ha disputado cuatro partidos en el Girona y al que han mermado las lesiones esta temporada, es uno de los candidatos pero no el único. La secretaría técnica azulgrana maneja más nombres y tampoco está descartado todavía Saúl Garcíal, que pertenece al Deportivo de la Coruña.

Situación diferente vive el equipo aragonés en la portería, que comenzó siendo una prioridad pero que el buen rendimiento de Roberto Santamaría ha frenado en seco, la búsqueda de un guardameta.

El meta navarro acumula cuatro partidos consecutivos en el once y ha traído paz donde hubo dudas con Jovanovic y Werner. Con Santamaría se han apaciguado los ánimos de una demarcación que llegó a ser protestada por el público del Alcoraz en algunos momentos. El meta navarro, que acaba de debutar en Primera a los 33 años, ha encajado siete goles en cuatro partidos. Números que solo mejora en esa misma franja Jovanovic, que encajó seis. Por contra, Axel Werner es el que peores guarismos ofrece en esa franja, con 12 tantos en contra, eso sí, con un partido que sobresale, el duelo en el Camp Nou en el que el Huesca cayó 8-2.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *