Un mes después de conseguir el ascenso a Primera, el Valladolid de Sergio González volvió al trabajo. Lo hizo sobre el verde del José Zorrilla, ya que los Anexos se encuentran en un proceso de resembramiento. El equipo castellano comenzó la pretemporada sin fichajes y con el regreso tras completar su cesión en el Sporting de Alberto Guitián, que no cuenta para Sergio González.

El técnico, en su primera comparecencia del curso, marcó territorio con respecto a la situación del club, que dispondrá del presupuesto más bajo de la categoría. «Tenemos que ser conscientes de dónde estamos. La exigencia será la de la temporada pasada. Si este año conseguimos la salvación estoy convencido de que el Real Valladolid dará un salto de calidad importantísimo. Veremos cómo somos capaces de hacerlo».

Y es que de momento la ausencia de fichajes es lo más comentado entre los aficionados pucelanos. Y por ello fue también preguntado Sergio. «No vamos a traer por traer. Vamos a traer jugadores que realmente nos mejoren y nos ayuden. Se está haciendo un trabajo difícil. El mercado está siendo muy duro».

Sergio, que habló de que el Valladolid debe acometer entre «seis o siete» fichajes durante el verano, confirmó las negociaciones para incorporar a dos jugadores, Jorge Molina y Rubén Alcaraz, sin dar por hecho que vayan a vestir la blanquivioleta. «Avanzado hay algo. Los primeros contactos están, pero hasta que el contrato está firmado no te puedes creer nada. Nos estamos moviendo en mercados interesantes. Debemos trabajar en silencio porque nuestros recursos económicos son distintos». Además, el entrenador barcelonés anunció que el central Mohammed Salisu, hasta ahora en el filial, pasa a ser jugador del primer equipo a todos los efectos.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *