La marcha de Fayçal Fajr abre un hueco en el medio del campo azulón. Una marcha no prevista que Nico Rodríguez ya está buscando subsanar. Si el deseo azulón de fichar a Gonzalo Melero era grande hace semanas, con la marcha del marroquí el del Huesca se convierte en la primera opción y prioridad para la sala de máquinas.

La SD Huesca lleva todo el verano remitiéndose a la cláusula de rescicisión de cuatro millones de euros y el madrileño no saldrá del Alcoraz por nada que no sea depositar esa cantidad de dinero.

El problema y principal obstáculo ahora para el Getafe es la copetencia que le ha salido. Villarreal y Real Betis están dispuestos a afrontar ese pago y, además, dejar a Melero cedido un año en el cuadro azulgrana, algo que el Getafe no contempla ya que su contratación sería inmediata para esta misma temporada.

Así pues, se espera una semana larga en la que la secretaría técnica del Coliseum tendrá el díficil trabajo de encontrarle un sustituto a Fayçal Fajr, pieza importante para José Bordalás.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *