Kepa ya ha hecho su maleta. Ha viajado a Madrid con equipaje de mano para pasar reconocimiento médico. De allí irá a Londres para ser presentado como nuevo jugador del Chelsea y en poco tiempo volverá para hacer una mudanza en condiciones. Su nueva casa estará muy cerca de la de Azpilicueta, que será su persona de confianza mientras se hace al cambio. ¿Y el Athletic?

El club bilbaíno tendrá desde mañana 80 millones más en el banco por ingreso de cláusula. Cuando el City se llevó a Laporte en enero (65 millones de euros) el Athletic reaccionó fichando de la Real a Íñigo Martínez (32 millones de euros). Esta vez no hay porteros en el horizonte por el que vayan a pagar nada, que la posición está bien cubierta en Lezama, pero no se puede decir lo mismo para reforzar línea de ataque.

Josu Urrutia ya intentó veranos atrás contratar a Mikel Oyarzabal. El ahora dorsal 10 de la Real titubeó para terminar hablando con su presidente y cerró una renovación al alza, procedimiento muy similar al que en su día emplearon Laporte y Kepa cuando negaron a Manchester City y Real Madrid. Lo hizo estableciendo una cláusula de 60 millones de euros que no suponen obstáculo alguno para el club de Ibaigane. El dinero del pago no es problema, lo más complejo sería convencer al futbolista que está señalado para marcar época en Anoeta.

La portería sin Kepa

Kepa dejará San Mamés con 54 partidos como león. Podían haber sido más, pero en su día no hubo voluntad de jugársela con un chaval al que mandaron a curtir a Ponferrada y Valladolid, cuando por entonces ya era campeón de Europa sub19 e internacional sub21.

Berizzo pierde a un portero del que tenía extraordinarias referencias y que le terminó de enamorar en De Lutte, con brillantes sesiones de trabajo. Le dejó tan satisfecho lo que vio que Berizzo adelantó su vuelta a los partidos una semana porque creía que el esfuerzo realizado merecía el premio de un partido de verdad.

La portería rojiblanca será cosa de Herrerín, que renovó contrato en enero cuando en el Athletic todos creían que Kepa acabaría en el Real Madrid, y Remiro, que todavía no ha renovado porque el excedente de porteros iba en su contra. Los dos se repartirán las acciones del curso con Simón, recién cedido al Elche, mirando desde la distancia y Oleaga, que será titular en el filial, como circunstancial tercer guardameta.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *