Hay días que a uno se le complican. Hoy le tocó el turno a Kangin Lee. El coreano fue el que provocó las risas y el cachondeo del resto de la plantilla en el ejercicio del bosuball. Al intentar mantener el equilibrio en la bola se cayó en tantas ocasiones que al final tuvieron que ayudarle para que pudiera ‘trabajar’. Las ‘burlas’ del resto de jugadores provocaron más de una carcajada en el inicio del entrenamiento.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *