El único jugador del Celta que salió a la zona mixta de Balaídos fue Sergio Alvarez. Y aunque siempre prudente en sus declaraciones, el de Catoira no dudó en lamentar que su compañero Emre Mor «saliera al campo demasiado revolucionado, especialmente a la hora de protestarle al árbitro. Tendría que darse cuenta que con su comportamiento no beneficia a nadie, a él tampoco».

Sergio reconoció los problemas defensivos que siguen sin solucionarse en el Celta «aunque cada día trabajamos para mejorar en este aspecto del juego; hay momentos en los partidos que lo mejor es replegarnos y estar tranquilos, más que ir a intentar apretar al rival a su propio campo».

Por lo demás, el meta céltico valoró «el primer tiempo que hicimos y con esa buena imagen es con la que tendríamos que quedarnos. Tras el descanso no estuvimos bien y ellos supieron aprovecharlo». Por lo demás, habló del campeonato liguero que arrancará la semana próxima: «como siempre será un torneo difícil porque los rivales se han reforzado mucho. Tenemos que ser ambiciosos para estar lo más arriba posible».

Lesión de Juncá

Posiblemente habrá que esperar a las pertinentes pruebas médicas del próximo lunes para obtener un diagnóstico definitivo, pero la primera exploración médica a Juncá apunta a la existencia de una rotura fibrilar en el bíceps femoral derecho que le impediría jugar las primeras jornadas de liga.

El recambio natural de Juncá es el eslovaco Mazan que no cuenta para Mohamed. Por eso, el refuerzo defensivo reclamado por el técnico argentino pasada de la categoría de necesario a la de urgente.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *