Si se hiciera una encuesta entre la afición para conocer su opinión, no sería arriesgado vaticinar su resultado final: la que arranca esta noche en el Benito Villamarín es la temporada más ilusionante en muchos años entre el beticismo. El equipo de Quique Setién, con el caramelo de la Europa League, aspira a seguir subiendo peldaños y, para empezar, se mide a un Levante al que le tiene tomada la medida.

En cualquier caso, están muy mentalizados en el vestuario verdiblanco de lo complicado que será superar al conjunto granota. Entre otras cosas, porque las estadísticas dicen que el Betis hace muchísimos años que no gana en la primera jornada de Liga cuando ha jugado como local.

Tanto es así que no lo hace desde la ya muy remota campaña 1996-97, en la que goleó al Athletic de Bilbao por 3-0 con tantos de Finidi, Roberto Ríos y Juan Sabas. En el banquillo se sentaba por entonces alguien que ha contribuido y mucho desde los despachos en el reciente renacer del equipo, Lorenzo Serra Ferrer.

Desde aquella época, los de Heliópolis han estado 17 años en la máxima categoría y sólo dos veces comenzaron disputando los primeros puntos del curso en su estadio -en la 2015-16 contra el Villareal (1-1) y en la 2008-09 contra el Recreativo (0-1)-. El resto de veces empezaron fuera, con ocho partidos perdidos, cuatro ganados y tres empatados.

Con todo ello, la expectación es máxima para un duelo en el que las gradas del Villamarín estarán a reventar. La gran pretemporada firmada por los de Setién y el talento que ha llegado en verano de la mano de Canales, Inui o William Carvalho ayudan a ello.

Un gafe en Heliópolis

Por su parte, el Levante visita a un rival maldito. El conjunto de Paco López no sabe lo que es marcarle al Betis en los últimos cuatro encuentros, todos saldados con victoria verdiblanca. Se ha convertido en una pesadilla. La última visita a Sevilla fue la más dura de ellas: un 4-0 que encendió todas las alarmas en Orriols.

El Benito Villamarín es uno de los campos con peor recuerdo para el Levante, que lleva siete años sin ver puerta en casa de los béticos. Para rememorar el último hay que remontarse a la temporada 2011-12, cuando los de Orriols se impusieron 0-1 gracias a un tanto del exbético Juanlu.

Por ello, el club granota espera con ansias el debut en esta nueva temporada con el primer reto entre sus manos, que no es otro que saldar esa vieja deuda con el conjunto del barrio de Heliópolis.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *