Los años pasan, pero no para todos. Al menos esa es la sensación que le da a uno cuando ve a Leo Messi sobre un terreno de juego. El crack argentino no tiene la rapidez de sus primeros años, pero esa ‘carencia’ la ha suplido con mucha más inteligencia y visión de juego. Una temporada más, el astro sigue siendo el eje de todo, el epicentro de un Barça que no se cansa de ver a un jugador al que sólo le falta ponerse bajo palos.

Porque hace de todo. Organiza el juego, asiste a sus compañeros, los ordena, les indica el camino para los desmarques, pone los pases al pie y además sigue goleando. Los datos hablan por sí solos. Messi el el primer futbolista que ha logrado marcar en 15 Ligas consecutivas en lo que llevamos de siglo XXI. Ayer volvió a demostrar por qué es el mejor jugador del mundo. No hacía falta probarlo, pero es que tampoco sabe hacer otra cosa que no sea deleitar al respetable.

Gol de Messi (1-0) en el Barcelona 3-0 Alavés

Entró en la historia hace nueve años cuando marcó el gol 5.000 del Barcelona en Liga y ayer marcó también el 6.000. No podía ser otro, tenía que ser él. Los libros de historia futbolística que se editen dentro de unas cuantas décadas no dejarán de reflejar el nombre de Messi en infinidad de récords y estadísticas para, a buen seguro, asombro de esos futuros lectores. Un apellido que quedará para siempre ligado a la historia de este deporte. Una leyenda que, además, no ha terminado. Lejos de aflojar el pistón, el mito continúa para disfrute de los amantes de la pelota.

Ayer abrió la lata con un magistral gol por debajo de la barrera a saque de falta. Otro tanto de fantasía para un mago que nunca deja de asombrar con trucos nuevos. Luego Coutinho marcó el segundo y nuevamente Messi sentenció con un doblete para poner la cifra de goles ligueros azulgranas en 6.002. De todos ellos, 385 son obra y arte del argentino.

Gol de Messi (3-0) en el Barcelona 3-0 Alavés

Dicho de otra forma: el 6,4% de los goles del Barcelona en la Liga en toda su historia han sido marcados por Messi. Cifras de vértigo para un futbolista que sopló 31 velas el pasado mes de junio pero cuyo talento parece no tener límites. Los años pasan y los jugadores van y vienen. Unos abandonan el Camp No y otros nuevos desembarcan, pero todo sigue girando en torno al ’10’, al capitán. El vigente Pichichi arranca la temporada 2018/2019 con un doblete y rodeado de un equipo mucho más completo que invita a soñar con todo y que ayudará a seguir agrandando la leyenda de un jugador irrepetible.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *