Una vez digerida la baja de Leo Messi por lesión, era de lógica aplastante señalar qué jugadores del Barcelona debían dar un paso al frente para intentar que ni el juego ni los resultados se resintieran en ausencia del 10, centro absoluto de la producción ofensiva de los azulgranas. La primera reacción de Ernesto Valverde fue cubrir la plaza con Ousmane Dembélé, pero el francés, indolente e individualista, completó una actuación deficiente contra el Sevilla que le apartó de la alineación frente al Inter de Milán. El beneficiado fue Rafinha Alcántara, que respondió con un papel esforzado y el tanto inaugural de la velada continental en el Camp Nou. En una semana, el Mosquito ha pasado de ser la primera opción del míster a que sea sorprendente verle como titular en el Clásico.

Valverde y sus respuestas sobre Coutinho y Dembélé

Valverde y sus respuestas sobre Coutinho y Dembélé

Otro de los futbolistas de ataque llamados a ampliar sus prestaciones sin el paraguas futbolístico de Messi es Philippe Coutinho. A diferencia de Dembélé, el mediapunta brasileño no ha visto comprometida su titularidad en ningún momento. Sin embargo, en el encuentro contra el Inter de Milán fue el estilete menos protagonista y que menos continuidad le dio al juego. Aunque disparara una vez al palo, su torrente creativo no mezcló del todo con el sentido colectivo del Barça que se vio el miércoles.

Preguntado por ello ayer en rueda de prensa, Valverde ofreció una respuesta a medias. El entrenador barcelonista está contento con el ex del Liverpool, pero dio a entender que le gustaría estarlo más. «Coutinho sí dio un paso adelante sin Messi contra el Inter. Es un peligro constante por su disparo, puede aparecer en cualquier momento, tiene juego entre líneas… Pero sabemos que aún nos puede aportar más». Vamos, que el Txingurri sabe que el fichaje más caro de la historia del Barcelona tiene margen de mejora mientras dure la baja de Leo. En su caso y en el de Dembélé, el espejo de Luis Suárez puede ser útil. El delantero uruguayo hizo contra el Inter un partido sobresaliente. Y eso que no puso fin a su racha goleadora en la Champions.

Sin victorias

Coutinho, que salvo sorpresa mayúscula partirá de la banda izquierda en el ataque del Barça, mataría dos pájaros de un tiro si tiene una buena tarde personal y colectiva contra el Madrid. Por un lado, compensaría la tibieza que exhibió el miércoles. Y por otro, inauguraría su casillero de victorias frente al conjunto blanco, con el que acumula cuatro precedentes. En 2012, con el Espanyol, cayó goleado en el Bernabéu por 5-0 en un choque en que fue sustituido al descanso. Como futbolista del Liverpool, le tocó medirse al 13 veces campeón de Europa en la fase de grupos de la Champions 14-15. La ida en Anfield acabó 0-3 para el cuadro que por entonces entrenaba Ancelotti, y la vuelta en Chamartín también cayó del bando madridista (1-0).

El último gol de Coutinho

Gol de Coutinho (1-0) en el Barcelona 4-2 Sevilla

Con el Barça, Cou fue titular en el Clásico del pasado mes de mayo, pero ni ganó (2-2) ni firmó una actuación al nivel de sus cualidades. De hecho, Valverde le sacrificó al descanso para compensar la expulsión de Sergi Roberto.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *