La Copa carga de confianza a Iñaki Williams. El delantero participó en el último tramo del partido con un doblete tras sustituir a Aduriz, que había hecho otros dos tantos repitiendo la marca conseguida una semana atrás. El delantero recordó que «el gol siempre viene bien a los delanteros, pero lo que más queremos es sacar buenas sensaciones para lo que nos viene el lunes. Los goles me hacen estar contento y feliz y cuando llegan te vas contento para casa. Si me das a firmar, los cambiaría por ganar al Girona «.

El delantero resaltó que el cambio de estilo con Garitano respecto a Berizzo se notó en «el orden y la colocación en el campo. Con Berizzo trabajamos de otra manera, ahora no marcamos tanto al hombre y lo hacemos con más orden. Queremos estar bien plantados y sacar al rival de sitio cuando tengamos oportunidad. Jugar sin espacios y trabajando muy fuerte».

El ariete, que tratará de recuperar el olfato en San Mamés ya que en Liga no marca ante los aficionados rojiblancos desde diciembre de 2016, dijo que «la salida de Berizzo fue un momento muy duro porque sientes responsabilidad y culpa porque están echando a un entrenador. Es un gran técnico y es una pena que se haya tenido que marchar». Williams habló de la última charla del argentino en el vestuario, «que fue un momento muy duro. El míster nos dio todo el cariño posible y nos dijo que si el cambio iba a servir para que sacáramos la cabeza iba a estar siempre con nosotros«

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *