Más allá de aquella visita en forma de amistoso del Real Madrid al campo de San Jorge en el año 1963, con victoria para los blancos por 0-2, Paco Buyo es el gran enlace entre dos equipos con caminos antagónicos y que hoy vivirán por primera vez en Liga un duelo inolvidable.

El servicio militar fue el culpable de que el Huesca pudiera disfrutar entonces en Segunda B de un guardameta que acabaría entrando en la historia del Real Madrid. Cuando todo hacía indicar que Buyo sería jugador del Real Zaragoza, el acuerdo entre el Dépor, su club de origen y el conjunto blanquillo no se produjo. Entro en escena el Huesca y la cesión llegó a buen puerto entonces. «Me he hecho a la idea de que esta temporada es de transición y mejor que estar parado es jugar en el Huesca. Me servirá para mantenerme en forma», narraba a MARCA un jovencísimo Buyo que ya se había forjado el cártel de guardameta llamado a defender la portería de uno de los grandes.

En 1980 Buyo dio el salto a Primera en el Sevilla y tres más tarde la selección llamó a sus puertas para fichar por el Real Madrid tres después. En la casa blanca permaneció Buyo durante 11 temporadas haciendo época. Seis ligas, dos copas de España y cuatro supercopas engalanan el palmarés de un histórico portero que un día defendió la portería del Alcoraz en Segunda B y que sigue de cerca los pasos del equipo que le permitió, en medio de la mili, seguir vinculado al fútbol.

«El recuerdo es inmejorable, fue una etapa muy bonita de formación como persona y como profesional», recordaba sobre su etapa en Huesca.

«Creo que estábamos en una Segunda B donde había sólo dos grupos codeándonos con equipos importantes que tenían un presupuesto que nos triplicaba como eran Oviedo, Tenerife, Palencia, Pontevedra, Ourense... Y éramos líderes, qué voy a decir, que fue una época muy bonita, que jugábamos muy bien al fútbol, que éramos una plantilla con una ilusión tremenda y que desgraciadamente no se consiguió en el tramo final el ascenso. Creo que entonces tampoco la S.D. Huesca estaba preparada para afrontar el reto de ascender a Segunda A», continuaba. «Sigo con ilusión e interés todo lo que acontece con la S.D. Huesca y me alegro de los triunfos y los éxitos del equipo oscense. No he tenido la fortuna de presenciar un partido pero sí lo he visto por televisión. Es un equipo que siempre ha trabajado muy bien, con ilusión, con muy pocos medios económicos. El trabajo que se ha hecho ha sido fantástico», cree Buyo.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *