El estado físico, las decisiones de Solari, la confianza que dan las victorias, la unión de todos los jugadores… y Vinícius Junior. En el vestuario del Real Madrid no dudan en señalar al brasileño como una de las claves del cambio del equipo blanco. Su verticalidad y su sonrisa sobre el terreno de juego han dado al Madrid la alegría que le faltaba sobre el césped, haciendo de los de Solari un equipo mucho más peligroso que cuando empezó la temporada.

Vinícius ha derribado la puerta de la titularidad y en el club celebran la gestión que ha hecho Solari con el futbolista brasileño, puesto en duda cuando empezó la temporada y ahora uno de los jugadores más importantes del equipo. Todos celebran su explosión, empezando por sus compañeros, que ya le empiezan a ver como un crack mundial en el futuro.

Solari se deshace en elogios a Vinícius

Solari alaba el gran momento de Vinicius: «Aporta frescura, atrevimiento y peligro constante»

A sus 18 años, y tras su partidazo ante el Girona, Vinícius sólo recibe elogios de sus compañeros. «Es un tío con desparpajo, vertical, sin miedo a encarar, a ir a por el rival. Eso le hace distinto. Va para crack», asegura Lucas Vázquez. «Tiene mucho por aprender y por crecer, pero aporta mucha frescura y mucho atrevimiento y eso es muy importante para un jugador de ataque. Tiene el apoyo de los jugadores maduros de la plantilla, que son el sustento del equipo», dice Solari, culpable del crecimiento de Vinícius en estos primeros cinco meses de competición.

Porque si hay un responsable, además del propio Vini, de la explosión del brasileño, ese es el entrenador del Madrid. Él le acogió y aconsejó en el Castilla cuando Lopetegui no le convocaba y él le introdujo en la dinámica del primer equipo cuando se hizo cargo de la nave madridista. Siempre consciente de que sólo tiene 18 años, le ha ido puliendo y dando minutos hasta que ha hecho de él un futbolista clave para el Madrid.

Espectáculo Vinícius

Vinícius cuece y enriquece: tira un cañazo, provoca un penalti y da otra asistencia Mediapro

INTEGRADO Y HUMILDE

Al margen de sus incuestionables cualidades técnicas, en el vestuario y en el club destacan su manera de ser. «Es un chico muy humilde», dicen desde las oficinas, donde rescatan una historia que sucedió el 19 de octubre y que habla de su manera de ser.

Lopetegui le dejó fuera de la lista de convocados en la previa del duelo ante el Levante y el autobús del Castilla ya se había marchado a Vigo para disputar su encuentro en Segunda B. Temían en el Madrid que el brasileño estuviera molesto por su situación y le preguntaron, con mucho tacto, si quería jugar con el filial ante el Celta B. Vinícius no dudó en viajar solo hasta Vigo para jugar y ayudar al filial. Marcó un golazo, fue injustamente expulsado -Competición le quitóla sanción- y se ganó el reconocimiento del club, donde desde el primer día ven a un chico alejado del estereotipo del crack brasileño. Su fútbol alegre y gamberro sobre el césped no va en consonancia con la vida que lleva fuera, ordenada y profesional al cien por cien.

Ya pone en pie al Bernabéu

El mágico control de Vinícius con el pecho que desató la locura en el Bernabéu

«Sabíamos que no nos equivocábamos», aseguran en el Madrid, donde se frotan las manos pensando en lo que puede ser este futbolista dentro de dos o tres años. Porque, como dice Solari, «aún tiene mucho margen de mejora». Coinciden todos en que tiene que mejorar la definición, el último pase… Pero esta versión de Vinícius ya enamora: «Es un fenómeno», sentenciaba el jueves Odriozola. «Hay que felicitar a Vini porque es un crack y está aportando mucho al equipo. Ante el Girona ha vuelto a ser muy importante y estamos encantados con él», seguía diciendo el lateral, sincero al hablar de su compañero.

Pero si hay unas palabras que de verdad han llenado de ilusión a Vinícius han sido las de Sergio Ramos. El capitán ha estado desde el primer día pendiente de la evolución del brasileño y aunque insiste en que hay que tomarse con calma su irrupción en el Madrid, también se suma a la lluvia de elogios. «Es joven, pero está en un gran momento y puede dar muchas cosas al Real Madrid».

Vinícius escucha, toma nota y sonríe, porque es la manera de la que afronta todo en la vida. Nunca perdió la sonrisa cuando iba a la grada por sistema y ahora que disfruta de su sueño su rostro brilla más que nunca. «Su optimismo contagia», dice su entrenador, que dice mostrarse sorprendido de la evolución que ha tenido, sobre todo, en este último mes, en el que ya suma siete titularidades consecutivas. «Llegó con 17 años y ya parece que tiene 28, su evolución está siendo sorprendente».

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *