Se hace raro eso de ver al Real Madrid sin Marcelo una década después. Al menos eso piensan por el Bernabéu y algunos de los rivales que se enfrentan al Real Madrid. El brasileño ha pasado a ocupar un papel secundario en el campeonato de Liga con cuatro suplencias consecutivas. Reguilón se ha hecho con el puesto de titular y Marcelo se tiene que conformar con la Copa como escaparate para recuperar sensaciones y ese punto de forma perdido desde que se inició la campaña.

El canterano está respondiendo y aunque todavía le falta sellar el pasaporte de los grandes partidos que se avecinan, Santiago Solari sabe que debe encontrar el sitio y el momento para recuperar la mejor versión de Marcelo, el para muchos lateral más desequilibrantre del mundo. El Camp Nou es un escenario acostumbrado a sufrir esas apariciones por sorpresa del brasileño por el área enemiga y que en el Real Madrid añoran.

El lateral ha jugado ya 13 partidos en el estadio azulgrana (nunca en Copa) y el único gol que ha podido celebrar lo logró en la todavía reciente visita liguera del pasado mes de noviembre y que terminó con la manita azulgrana. Marcelo, tras marcar, se retiró lesionado y entre lágrimas.

Solari, con Isco fuera de foco de manera definitiva y con su titularidad muy cercana a la quimera, sabe que debe recuperar a Marcelo. Llega el momento importante de la temporada y el segundo capitán blanco todavía debería decir mucho. El madridismo sabe que en Reguilón hay un lugarteniente de garantías, pero los 30 años del brasileño obligan a Solari a dar con la tecla del ¡regreso de la mejor versión de Marcelo. Y el Camp Nou es un buen escenario.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *