La famosa ‘cláusula del miedo‘ que algunos clubes imponen a sus jugadores cuando los ceden a otro equipo se ha convertido en habitual desde hace varios años.

Es lo que ha sucedido con Yangel Herrera, centrocampista venezolano del Huesca cedido por el Manchester City, aunque con ciertos matices. Herrera no podrá jugar este sábado en Montilivi ante el Girona debido a la condición impuesta por los ingleses con el objetivo de no ‘perjudicar’ a un club con el que tiene firmado un acuerdo de filialidad.

De esta forma, Francisco pierde a una de sus piezas claves que aterrizó este mercado invernal y que, hasta el momento, se ha convertido en indiscutible en las alineaciones del club altoaragonés.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *