Aunque se trata de una práctica que, en cierto modo, adultera el normal funcionamiento de la competición, es cada vez más común ver a futbolista cedidos que por exigencias contractuales se quedan sin jugar cuando les toca enfrentarse a los equipos propietarios de sus derechos económicos.

Prohibirlo, sin más, o incluir cláusulas de penalización a cantidades difícilmente asumibles es la manera que utilizan muchos clubes para evitarse el trago de verse las caras con jugadores de su pertenencia. Una situación que, sin embargo, no ocurrirá este próximo fin de semana con la visita del Deportivo Alavés al Benito Villamarín, donde juega a préstamo el japonés Takashi Inui.

De regreso ya desde los Emiratos Árabes, donde participó en la Copa de Asia con Japón, el internacional nipón está ya a las órdenes de Abelardo en Mendizorroza y anoche tuvo sus primeros minutos. La casualidad ha querido que su primer desplazamiento con el conjunto vitoriano sea precisamente a Sevilla, para verse las caras con los que hasta hace pocas semanas eran sus compañeros.

Inui, si su entrenador así lo considera, podrá enfrentarse al Betis el domingo ya que en su contrato de cesión no se incluyó ninguna cláusula que lo impida. Esto se debe, principalmente, a que el Alavés se está haciendo cargo del 100% de la parte proporcional de la ficha del jugador, por lo que no existe carga alguna económica para el Betis que lo justificase.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *