Gareth Bale nunca se ha quejado de Zidane, pero si no entra de inicio contra el Liverpool en la final de Kiev tendría motivos para hacerlo. Al contrario que hace un año en Cardiff, esta vez Gareth Bale llega en plena forma a la gran cita de la Champions League. El galés, como Cristiano, sabe perfectamente lo que es el fútbol inglés y, tácticamente sería un recurso muy efectivo para sorprender a los ‘reds’ si el partido se pone como a Klopp le gusta, en una mentalidad atacante descarada que suele acabar en duelos de ida y vuelta. Benzema, en cambio, daría pausa al juego blanco, pero difícilmente desbordaría la zaga del Liverpool, mentalizada para aguantar sin posesión como ya se vio en los dos partidos contra el Manchester City. También podría suplir a Lucas Vázquez aunque por la derecha pierde mucho de su peligro. Además en el pasado, siempre que tuvo la oportunidad, jugó a gran nivel en las finales. Tener a una estrella como Gareth Bale en un partido de máximo nivel llegando en plenitud sería un sacrilegio. Para mí, merece ser titular por su ejemplar ‘fair play’ cuando no le han dado la oportunidad pero sobre todo por táctica.

Bale no ha tenido la continuidad ni la trascendencia necesaria en los partidos decisivos como para que el entrenador deposite toda su confianza en él para ser titular. El galés puede ser, eso sí, una buena bala en la recámara que el Real Madrid pueda utilizar tanto en el supuesto de que el choque se ponga de cara como en contra. En el primer caso, porque se trata de un estilete rapidísimo que puede terminar de decidir la final al contragolpe. En el segundo caso, porque si en un momento determinado Zidane necesita revolucionar el ritmo de juego, pocos jugadores tienen mejores características que Bale para hacerlo. Pero siempre partiendo desde el banquillo. Cierto es que Benzema tampoco ha hecho una temporada para tirar cohetes, pero su juego de espaldas, sus facilidad para abrir espacios y su pausa arriba se antojan más necesarios ante un rival de ida y vuelta como el Liverpool. El Madrid necesita serenidad y además del insustituible Cristiano y de Karim, jugadores como Isco, Kroos, Modric, Casemiro o Lucas Vázquez dan más aplomo al equipo. En el toma y daca es donde radican la mayor parte de las posibilidades de un Liverpool que a priori parte como víctima. Y eso es lo que el Madrid debe evitar. Bale no ayudaría de inicio.

¿Merece Bale ser titular en la final de la Champions League?

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *