En pleno debate de estilos, el que provocan los partidiarios del fútbol directo contra los que prefieren toques y posesiones interminables, Julen Lopetegui lo tiene claro.Quiere juego directo, construir un equipo ofensivo que haga daño en pocos toques, directo a la yugular del rival.Que sea, en definitiva, un conjunto que se cimente en dos grandes principios:»velocidad y verticalidad».

Esa es la consigna que repite Julen como un mantra. Quiere que los futbolistas lo interioricen y no duda en insistir y persistir con el mismo mensaje durante los entrenamientos que está llevando a cabo en Miami bajo un calor y una humedad tan altos que dificultan alcanzar la plenitud de rendimiento físico.

Lopetegui a sus futbolistas: «Poned sentimiento, joder»

Son, pese a las condiciones expuestas, las primeras sesiones con gran parte de los internacionales mundialistas (en los próximos días se incorporarán los últimos cinco) y entiende el técnico la importancia que tiene asimilar los conceptos y automatismos sobre los que basará su sistema de juego cuanto antes.

Sobre esos principios girará la idea de juego de un Lopetegui que sabe que tiene plantilla suficiente para aplicar otros estilos de juego en función de los momentos de cada partido y de los rivales. Y es ahí cuando aparece la importancia de unos mimbres que, sobre todo en la medular, le ofrecen recursos de sobra para aplicar cualquier propuesta. La polivalencia y versatilidad de jugadores como Kroos, Modric, Isco o Ceballos le brindan una baraja de opciones que podría ser la envidia de cualquier entrenador de élite.

Decidir su apuesta en el centro del campo es otro de los debates importantes que pasan por la cabeza del técnico. El tridente que ha ganado las tres últimas Champions (Casemiro, Kroos y Modric) volverá a ser importante. Pero no son los únicos, puesto que es de sobra conocida la debilidad que siente Julen por Isco y que cuenta con Ceballos para darle minutos importantes este curso. Sea como fuere, tiene opciones de sobra para llevar a cabo el plan de juego que tiene en mente.

¿Asesio como medio?

Uno de los jugadores que más ayudarán a encajar el sistema que busca Lopetegui es Marco Asensio. Si el vasco quiere velocidad y verticalidad quizá esté ante el jugador, junto a Gareth Bale, que más le puede ofrecer en ambos sentidos. La duda estriba en su puesto y en el sistema.Si el Madrid apuesta por el 4-3-3 la delantera podría ser Bale-Benzema-Asensio. Si refuerza el medio, Marco pasaría a competir con Isco y demás medios por la parcela izquierda del campo.En cualquiera de las opciones, Julen quiere Rock&Roll y tiene futbolistas de sobra para bailar toda la temporada.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *