Un Real Madrid-Juventus jamás puede ser un partido más. Dos de los grandes clubes de Europa, los dominadores del palmarés de LaLiga y la Serie A, presentan además un amplio bagaje de partidos entre sí en las competiciones continentales. Un curriculum de encuentros cruzados en los que ambos saben lo que es tumbar al otro. De hecho, más allá de recuerdos pasados, se trata de un clásico de la Champions de las últimas temporadas.

La final de 2017, pensará el madridismo, es el mejor recuerdo desde el prisma blanco. Llegaba la Juve a la final de Cardiff con la vitola de equipo indestructible que apenas veía perforar una portería que, en ese momento, defendía el mito Buffon. El Real Madrid, en 45 minutos para el recuerdo, pasó por encima de los de Turín y firmó la Decimosegunda, título en el que Cristiano Ronaldo volvió a tener un papel clave…. pero ya volveremos en su momento al luso, último capítulo de las vidas cruzadas entre ambos colosos.

La chilena que inició todo

Pero el recuerdo más reciente sobre el césped llegó en los cuartos de final de la última Champions. Otra vez CR7 lideró a los blancos en el 0-3 en el Juventus Stadium. Dejó una chilena histórica y se llevó una ovación que caló en el luso hasta el punto de suponer el inicio de su historia de amor con los italianos.

Pero aquella eliminatoria pasará también a la historia por el desenlace en el Santiago Bernabéu. La Juve se levantó de la lona y colocó el 0-3 en el marcador que mandaba el partido a la pórroga. Un penalti de Benatia sobre Lucas Vázquez en el descuento decidió, no sin polémica, el pase de los madridistas. Lo transformó, no podía ser otro, CR7 y el Madrid volaba ya a por la Decimotercera que abrazó finalmente en Kiev.

El último verdugo

No hay que olvidar, en el otro sentido, que la Juventus es el único equipo que ha conseguido eliminar al Madrid en la Champions en el último lustro. Dos goles de Morata, un canterano blanco, dejaron a los de Chamartín a las puertas de lo que habría sido un pleno de cinco finales seguidas.

Aunque hoy, en el encuentro que se jugará en Washington (00.00 hora española) no estará sobre el césped Cristiano (lleva sólo unos días entrenando y ni ha viajado a Estados Unidos para la International Champions Cup), la alargada sombra del crack portugués estará presente en cada instante del encuentro. No es para menos, él ha marcado los últimos Madrid-Juventus e incluso sin su presencia en el césped volverá a definir el duelo de hoy. Será el del morbo y el picante de un Madrid sin Cristiano ante el ya nuevo conjunto del que es el máximo goleador de la historia del club de Chamartín enfrentándose desde la distancia al conjunto que lideraba hasta hace bien poco.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *