El interés del Inter de Milán por Luka Modric ha provocado una reacción contundente del Real Madrid: «Modric no se mueve por un euro menos de los 750 millones de euros de su cláusula», afirmó ayer Florentino Pérez en Miami para zanjar cualquier rebaja y eliminar de un plumazo cualquier opción de que el 10 se convierta en un nuevo caso Cristiano Ronaldo.

Tiene claro el presidente madridista, en ese sentido, que el croata es una de las piezas claves en el engranaje del equipo. Tanto, que ni por asomo se ha planteado buscarle sustituto. El motivo lo tienen claro en Chamartín, no hay un jugador del nivel de Luka en todo el mundo. El Mundial de Rusia volvió a dar la razón a los que piensan que se trata de un futbolista único. Llevó a Croacia a la final gracias, en buena medida, a su juego y él se coronó como el mejor futbolista del evento.

De ahí que entiendan en la T4 del Bernabéu que nadie existe en el fútbol actual que pueda llegar para mejorar a un jugador al que todavía le quedan dos o tres años al máximo nivel. Cuenta ya con 32 años, cierto, pero no ha dado síntoma alguno de decadencia en las últimas temporadas, donde partido tras partido se ha convertido en un jugador clave para que las tres últimas Champions duerman ya en las vitrinas del club de Chamartín.

En todo caso, en el Madrid creen que más que comprar un relevo de Modric deben fabricarlo a su lado. En ese sentido intentan convencer a Mateo Kovacic para que desista de buscar una salida del club al no haber conseguido ser titular de forma continuada, pero también creen que la llegada de Lopetegui puede y debe hacer importante la figura de Dani Ceballos. Con apenas 21 años lo ficharon para que aprendiera del mejor, Modric, y el nuevo técnico le dará los minutos de los que no dispuso con Zizou. Ahora le toca al utrerano demostrar que está listo para asumir más galones.

Sea como fuere, la tranquilidad es absoluta sobre la continuidad de Modric. No se escucharán ofertas por él ni se está peinando el mercado para buscar un sustituto a un jugador que, piensan en el Madrid, no tiene sustituto. Otra cosa será dentro de dos o tres años, entonces se enfrentarán (si los que están en el club no han dado el paso adelante) a una de las decisiones clave para el futuro próximo madridista: encontrar relevo a quien no tiene relevo.

Listo para la Supercopa

Modric, mientras, volverá mañana al trabajo para preparar la Supercopa ante el Atlético. En principio, al jugar la final del Mundial, parecía que no tendría tiempo de estar listo. Pero el croata tiene claro que quiere participar en el primer gran partido del año y hará todo lo posible durante los próximos 10 días para estar disponible para Lopetegui.Será el técnico, eso sí, quien se encargue de valorar si adquiere el ritmo necesario para ser de la partida o se convierte en una opción para la segunda parte. A falta de esta decisión, lo que está claro es que en el Real Madrid no entienden el actual proyecto sin un Modric que no tiene relevo en el fútbol actual. Por mucho que se empeñe el Inter en enredar con el futuro del crack croata. *l

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *