Teniendo en cuenta que estamos a 5 de agosto, que es el segundo partido de la pretemporada y que el Real Madrid ha sufrido cambios muy importantes y significativos respecto a la temporada pasada… en el nuevo conjunto blanco ya se observan detalles propios de Lopetegui. Presión alta y rápida en campo rival, mucha combinación rápida de pases, el liderazgo de Ceballos en la medular y sobre todo el papel de Marco Asensio en los 45 minutos que jugó.

Marco Asensio fue el mejor del partido y eso que solo jugó la segunda parte. El balear salió tras el descanso y nada más salir ocupó la posición de falso nueve, una opción que el técnico donostiarra ya utilizó en alguna ocasión al frente de la selección. Y desde ahí Asensio marcó dos goles, algo a tener muy en cuenta para el futuro si el Real Madrid no termina fichando el ansiado delantero centro. Y es que quizá Marco Asensio pueda aportar buena parte de los 50 goles que prometía cada temporada Cristiano Ronaldo, ya sea como nueve o como falso nueve.

Gareth Bale logró un tanto propio de Play Station, de los de darle al botón de disparo antes de que el balón llegara a los pies del jugador y de ver como el balón se cuela por la escuadra de la portería sin que el portero pudiera hacer nada y celebrarlo en las narices de tu amigo contra el que te enfrentas. Fue lo único que hizo el galés, pero más que suficiente en los 45 minutos que estuvo en el campo. A ese nivel y con esa eficacia Bale sí puede ser el líder de este Real Madrid.

Era muy previsible que Lopetegui iba a dar galones a Ceballos, al menos en esta pretemporada. Ante el United estuvo muy participativo y ante la Juventus además acertado. Inició las jugadas del segundo y tercer gol y tuvo autoridad con clase en el centro del campo madridista. Creciendo poco a poco y partido a partido.

¿Y si hubiera jugado este partido Cristiano Ronaldo? La motivación del luso ante su exequipo no cabe duda que hubiera sido superlativa por su infinito afán competitivo y aunque a muchos madridistas no les hubiera gustado verlo enfrentándose al club blanco, la imagen podría haber sido casi histórica.

Reguilón llegó a la pretemporada del Real Madrid de incógnito, como un canterano más pasando prácticamente desapercibido y tras dos partidos ha dejado detalles y ha rendido a un nivel suficientemente alto como para quedarse como el lateral izquierdo suplente de Marcelo si se termina cerrando la salida de Theo.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *