Un zurdazo espectacular desde fuera del área, una de sus grandes cualidades, ha servido para que Gareth Bale empatara el tanto inicial, de Carvajal en propia puerta. El 0-1 quedaba así anulado por el jugador sobre el que están puestas las mayores esperanzas madridistas esta temporada.

El galés, que vuelve a jugar pegado al costado derecho, ya terminó la temporada pasada liderando el equipo con su doblete, chilena incluida, en la final de Champions de Kiev. No fue de la partida, pero esos tantos fueron decisivos para liderar al Madrid hacia la Decimotercera.

También para que tras la marcha de Cristiano Ronaldo, precisamente a la Juve, el Madrid haya puesto las esperanzas en Bale para liderar el primer proyecto tras la era del luso. Su tanto, repleto de plasticidad, es el primer ejemplo de la pretemporada de que los de Chamartín estarán en buenas manos con el renacido Bale. De estar con pie y medio fuera del club a ser el futbolista en el que más se puede confiar. Y todo en unas semanas.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *