La celebración de la Supercopa de Europa en Tallin dejó una imagen para el morbo. Con motivo de la cena oficial organizada por la UEFA en vísperas del partido, coincidieron por primera vez el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales. Todo ello con el eco aún cercano, sucedió a principios del mes de junio, de la elección de Julen Lopetegui como nuevo entrenador del Madrid, su posterior destitución del cargo de seleccionador nacional (dos días antes del Mundial) y la defensa FINAL del técnico, críticas a la RFEF incluidas, en la presentación del entrenador por parte del mandatario madridista.

Ambos dirigentes volvieron a encontrarse en un acto en el que se guardaron las formas, y que contó, además, con la presencia del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin (que se sentó entre ambos en la cena), y del máximo mandatario del Atlético, Enrique Cerezo, entre otros. Tallin fue el escenario de un reencuentro frío pero cordial, con arreglo a las normas de la diplomacia.

Antes de la cena Rubiales atendía a los periodistas, que le preguntaban por la reunión con el presidente blanco. Tras asegurar que el caso Lopetegui «es una página pasada», el presidente de la RFEF tiraba balones fuera. «¿Complicado encontrarme con Florentino? No, qué va. Es un motivo de alegría estar aquí, con dos equipos españoles, es maravilloso tener a dos equipos de la misma ciudad en una Supercopa, algo que pasa por primera vez. Es un día de alegría y es bueno que estemos cerca los españoles que estamos aquí. No hay nada malo, es un día bueno», señaló Rubiales, que mañana se sentará en el palco junto al presidente blanco.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *