El Bernabéu empezó ayer a paladear el nuevo estilo del Real Madrid, el estilo de Julen Lopetegu. Es cierto que hubo un aperitivo en forma de amistoso, el Trofeo Bernabéu ante el Milan (3-1), pero hasta noche el coliseo blanco no vivió fútbol competitivo, del de verdad.

Y lo cierto es que al madridismo le gustó lo que vio. A un equipo agrupado en torno al balón, que hace de la circulación del esférico uno de sus mantras. Hasta el punto que el de anoche fue el tercer partido con más posesión de balón del Madrid desde 2009. Un 78,05% del tiempo de juego estuvo la bola en pies de un jugador blanco.

Cierto es que el sistema aún puede perfeccionarse. Que al Bernabéu también le gusta el arrebato, la verticalidad, la profundidad. Pero no hay que olvidar que, ante rivales como ayer lo fue el Getafe, muy cerrado atrás y parapetado con diez jugadores por detrás de la línea del balón en el primer tiempo, hay que mover el árbol para que la posesión dé finalmente sus frutos. De ahí los continuos cambios de juego que, como con Zidane, son también seña de identidad de este equipo, que cuenta con excelentes quarterbacks, como Kroos, que se fue hasta los 117 pases buenos, por sólo dos errores.

Lo cierto es que el porcentaje de posesión del Madrid pudo ser incluso superior. Pero algo hizo el Getafe para evitarlo. En especial en la recta final del partido, en la que, con el empate a una distancia de dos goles, se fue hacia arriba, minimizando el dominio de los blancos. No pudo impedir, sin embargo, que el monólogo madridista fuera de los que tardan en olvidarse. El nuevo estilo del Madrid.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *