El Real Madrid ganó al Rayo como quien realiza un trámite del Ayuntamiento. Saludó, rellenó el formulario y se fue a casa con el sello puesto. Sin alardes y sin faltas de ortografía… gracias a la intervención del corrector Courtois en el último segundo. Y el Bernabéu mostró signos de hartazgo en varias fases del partido para acabar estallando en una bronca final que si no fue mayor fue porque medio estadio decidió protestar de forma callada abandonando la grada antes del pitido. Los que habían ido.

La doble ocasión clarísima del Rayo en el descuento: Courtois salvó la debacle…

El coliseo madridista, que el día 14 celebró su 71º cumpleaños, apenas registró una entrada de 55.229 espectadores. Muy lejos del lleno en un partido de rivalidad local y que, además, se jugó en un día y una hora cómodos, el sábado a las 18.30 horas. Lo cierto es que a lo largo del partido se apreciaron importantes claros en la grada, que se intensificaron en la recta final del partido, pese a lo incierto del resultado.

Muchos aficionados no vieron la doble parada de Courtois que salvó al Madrid porque habían enfilado el camino de salida para evitar los atascos que se suelen formar tras los partidos en el coliseo de La Castellana, dando a la grada un aspecto muy desangelado cuando llegó el pitido final.

Con todo, no es la peor entrada que registra el Bernabéu en esta temporada. En la primera jornada de Liga, 19 de agosto, apenas hubo en el campo del Madrid 48.446 espectadores. La excusa en aquella ocasión fue lo temprano de la fecha, en pleno periodo vacacional. Pero lo cierto es que la asistencia al estadio madridista en esta temporada liguera está lejos de lo esperado.

LaLiga (J16): Resumen y gol del Real Madrid 1-0 Rayo Vallecano

Sólo en un partido, el derbi madrileño ante el Atlético, se rozó el lleno, con 78.642 espectadores. En tres ocasiones más, cuatro con el partido de ayer, no se ha llegado a la barrera de los 60.000 aficionados (tres cuartos de entrada), mientras que el límite de los 70.000 sólo se ha rebasado en el mencionado partido ante el Atleti.

El equipo no transmite las mejores sensaciones y eso está desenganchando a la afición del Madrid del Bernabéu, hasta el punto de vaciar el estadio. Y los que van ya no pasan ni una. Asensio se llevó un par de avisos de la grada por dos acciones erradas y Ceballos también rozó el reproche por conducir demasiado en una acción cerca del área.

En esa última acción del partido Courtois evitó el gol, pero no el abucheo general de Chamartín a un equipo que se marcha al Mundial de Clubes a pelear por un título con todo lo contrario a lo que cabía esperar. En lugar de pañuelos de despedida, himnos de aliento y vítores, los blancos se van a Abu Dhabi con pitos en los oídos.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *