Con la resaca del día de San Sebastián a cuestas, la afición de la Real acudirá el domingo a Anoeta con la esperanza de que en la segunda vuelta que da comienzo el 21 de enero frente al Celta, las cosas se den bastante mejor que en la primera mitad liguera. Para que el dolor de cabeza no aumente en el partido contra los vigueses, el primer paso al frente que debe dar el equipo de Eusebio es el de elevar considerablemente sus prestaciones defensivas para, como objetivo prioritario, cerrar los caminos hacia la portería de Rulli en los partidos de Anoeta.

La Real arranca la segunda vuelta como el equipo más goleado en su estadio, empatado con Las Palmas que, junto al Málaga, cuenta con el dudoso honor de ser uno de los dos equipos a los que casi todo el mundo da por desahuciado en su intento de mantener la categoría. Si la Real no pertenece a esa clase, entre otras cosas, es por su descomunal pegada que le convierte en el tercer máximo goleador del torneo.

La Real ha encajado 21 goles en 10 partidos, lo que arroja una media de 2,1 tantos por partido, a todas luces inaceptable para un equipo no ya con aspiraciones europeas, sino que trate de ser medianamente competitivo. Si tenemos en cuenta, además, que la Real dejó la puerta a cero en su primera comparecencia de la campaña en casa, ante el Villarreal, la media se eleva a 2,3 goles en contra por partido en los nueve últimos partidos en casa.

Dos victorias

Con esos números no es de extrañar que la Real sólo haya ganado dos de esos últimos nueve choques en casa, en los que hizo tres goles (Sevilla y Eibar). Curiosamente, en esos partidos sólo le habrían hecho falta dos tantos para hacerse con los tres puntos, a diferencia de seis de los 10 partidos jugados esta campaña en casa, en los que los de Eusebio han recibido dos goles o más.

Desde los 4 goles que han marcado Barça y Betis en Anoeta, hasta los dos de Las Palmas y Málaga, pasando por los tres que hicieron Real Madrid y Valencia, situar las posibilidades de victoria de la escuadra txuri urdin, cada domingo, en su capacidad de marcar tres, cuatro o hasta cinco goles es algo, sencillamente, irreal. O los blanquiazules reducen sensiblemente el número de goles que encajan en esta segunda vuelta o, directamente, les tocará penar ya que les va a costar mucho ganar los partidos.

La Real ya ha perdido en casa los mismos partidos que perdió en toda la pasada temporada, en la 11/12 o en la 13/14 y el doble de los que cedió en la 12/13. Celta, Deportivo, Levante, Alavés, Getafe, Girona, Atlético de Madrid, Athletic y Leganés son los nueve rivales que, por este orden, deben pasar por Anoeta en lo que queda de campaña. No es el peor calendario pero, en cualquier caso, teniendo en cuenta que la Real necesita no menos de 10 victorias en la segunda vuelta para acercarse a los puestos europeos, habría que derrotar a la mayoría de ellos para lograrlo. Si no se cierra la puerta y el rendimiento defensivo se mantiene en los parámetros actuales, será sencillamente imposible.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *