Felipe Sanchón (San Baudilio de Llobregat, 08/04/1982) se despedía el pasado verano del Girona entre lágrimas. Dejaba tras el ascenso un club que estaba en Tercera División cuando llegó por primera vez allí en 2005. El catalán estaba en el conjunto gerundense la primera vez que la escuadra gironí visitó Anoeta, en 2009, en Segunda, y es una voz autorizada para explicar la progresión que ha experimentado el club desde su primer paso por Donostia.

¿Cómo era aquel Girona que visitó Anoeta?

Imagínate. Era un club que había estado en Tercera y en Preferente. No estaba preparado para la categoría. Era pequeño y ha tenido una progresión meteórica y se ha convertido en un equipo grande.

¿Aquel primer año en Segunda no pasaron demasiados apuros?

Hacía muchos años que no estábamos en Segunda y lo normal habría sido sufrir algo más. Parecía que nos podíamos venir abajo, pero nos salvamos tres jornadas antes.

¿Se acuerda del partido de Anoeta?

Claro. Yo no estaba acostumbrado a esos campos grandes y se notaba que los jugadores eran de categoría diferente. Son equipos que ves que son grandes, que tienen jugadores de otro nivel y eso se nota.

¿Recuerda algún jugador que le llamara la atención aquel día?

Me acuerdo de Bravo, del golpeo que tenía. Nunca me volví a enfrentar a él porque él fue hacia arriba como un cohete, pero el juego de pies que tenía era impresionante.

Después de esa temporada se marcha y regresa en 2012. ¿Entonces ya se topa con un club muy distinto?

No porque entonces la forma de dirigir no era tan profesional como ahora. Llevaba varios años en Segunda, pero no se habían hecho bien las cosas y era un club mal organizado. Hasta que no entró la gente nueva y puso todo en su sitio, el equipo tenía pinta de poder bajar. Si hubiera descendido antes de cambiar la propiedad habría sido difícil que sobreviviera el Girona.

¿Es a partir de 2015 cuando cambian los dueños y empieza a cambiar la historia?

Sí. La gente que entró sabe de fútbol y sabe lo que hace. No es un tema sólo económico. Tienen a la gente contenta y eso se nota. Los que mandan son profesionales, son gente de fútbol y eso se nota.

¿Qué cuota de responsabilidad tiene en ese cambio Machín?

Tiene un sistema que ahora emplea mucha gente pero que pocos lo tienen tan trabajado y memorizado como el Girona. Tiene los jugadores idóneos para hacerlo. En su día seguramente no los tuvo, pero consiguió resultados para hacer un pequeño milagro aquel día que nos libramos de bajar a Segunda B en la última jornada. Eso es lo que salva al Girona y lo lanza para arriba.

¿Juega de la misma manera que en Segunda?

Totalmente. Del año pasado a este cambian tres jugadores y emplean el mismo sistema y le dan la misma intensidad a los encuentros. El ritmo que le meten a los partidos es muy difícil de aguantar para los rivales.

¿A usted también le sorprende que el Girona esté ahí arriba?

En parte sí sorprende porque es Primera División. Los que no hemos jugado en la máxima categoría pensamos que ahí son todos super jugadores, pero los del Girona también lo son. Siempre queda la duda, cuando empieza la temporada, del nivel que darán los que no han jugado en Primera. Yo sabía que mis compañeros eran muy buenos pero no sabía lo que era la elite.

¿Se imagina al Girona en Europa?

A estas alturas hay que soñar. Pueden llegar y están a un gran nivel. Tienen la salvación conseguida y juegan con tranquilidad. Lo que para muchos es una obligación para ellos es un premio, pero será complicado aguantar estos partidos.

¿Ha cambiado mucho la forma de vivir el fútbol y el Girona en la ciudad?

Totalmente. Yo he visto al club en Tercera y casi no iba gente al campo, pero es algo normal. Ahora se ve que hay mucha afición, mucha más gente y eso el jugador lo agradece.

¿Es favorito el Girona en Anoeta?

Es complicado ganar fuera de casa, pero con Machín siempre hemos sacado buenos resultados fuera de casa. Los equipos juegan diferente fuera que en casa y eso el Girona lo agradece porque tiene jugadores muy rápidos arriba: Portu, los carrileros… Pero la Real tiene muy buen equipo.

¿Esperará en su campo el Girona o hará un planteamiento valiente?

Saldrán a hacer su juego. Fuera de casa les puede favorecer porque los rivales tienen más el balón. No tienen nada que perder y a la Real le presionará la situación que está viviendo

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *