Aitor Zulaika (Azpeitia, 1978) está saboreando cada momento de su breve etapa como máximo responsable del Sanse. Con Imanol a los mandos del primer equipo, el azpeitiarra está siendo el encargado de dirigir a los potrillos. No le falta ilusión ni tampoco responsabilidad.

¿Cuál es el balance de su etapa como entrenador del Sanse?

Cuando cogimos al equipo hace un mes les dije a los jugadores que estaba siendo un tren de alta velocidad y con eso me quedo. La idea siempre es la misma. Es un tren de alta velocidad que juega muy bien y que contra el Mirandés tuvo que hacer una parada. Lo mejor que podemos hacer es arrancar otra vez y acelerar. Que nadie dude de que vamos a trabajar para ello.

¿Cómo está encarando la lucha por el playoff?

Si pensamos que viene, bienvenido será, no lo vamos a conseguir. En absoluto. En el aprendizaje de los jugadores hay varios factores como el trabajo diario y competir los fines de semana. Si ese aprendizaje se basa en jugar partidos importantes y alcanzar un objetivo que se puede conseguir, mucho mejor.

¿Cómo vivió los cambios que se produjeron hace un mes en los banquillos?

Evidentemente fueron momentos difíciles dentro del club. Cogí al equipo porque Eusebio había sido cesado e Imanol subió a la Real. Quizá no fuera el contexto más adecuado pero a todo entrenador le gusta entrenar. Sí que hace ilusión que se acuerden de ti para el cargo. Eso no quita para que ya antes estuviera muy contento con la labor que estaba desempeñando. Ahora es igual. Lo único que ha cambiado es el trabajo para estos dos meses. Estoy dentro de Zubieta, en unas instalaciones y un club al que amo y eso es muy importante.

¿Ha sido fácil darle continuidad al trabajo de Imanol?

Facilita el trabajo en cuanto a que el equipo va bien, pero hay que seguir trabajando muchos aspectos.

¿Se coge con gusto un equipo con las características del Sanse?

Con gusto, no. Es un placer. Yo llevo poco tiempo en Zubieta pero ya me han informado que generaciones que trabajan y juegan así, que transmiten lo que transmiten y que consiguen que el Z1 esté lleno casi siempre se da pocas veces. Es un placer entrenar a este Sanse que trabaja muy bien en el Z6 y que juega igual o mejor en el Z1.

¿Soñaba con este momento al aterrizar en Zubieta?

Cuando me llegó la opción de venir aquí como segundo entrenador del Sanse me hizo muchísima ilusión porque vine con dos ideas concretas: enseñar lo poco que sé y mejorar y seguir con el aprendizaje que necesita un entrenador. El fútbol evoluciona y todos lo necesitamos, especialmente yo que no tengo tanta experiencia en estas categorías.

¿Qué queda del Zulaika del Lagun Onak, Sestao River o Real Unión?

Espero que haya progresado, como lo hace el propio fútbol y como deben hacerlo todos los entrenadores.

¿Qué tal con Jon Ansotegi a su lado?

Es un orgullo y un lujo tenerle como segundo entrenador. Otro jugador emblema de la Real que lleva camino de ser un emblema como entrenador. Me satisface mucho y tenemos muy buena química, pero no solo nosotros sino todo el cuerpo técnico del Sanse. Creo que eso se refleja en el campo.

¿Cómo está viendo a Imanol?

Cuando me llamó para decirme que cogía el primer equipo me alegré un montón por él. Solo le dije una cosa: “Imanol, aplica todo lo que sabes que es mucho”. Más allá de la felicidad que sentí creo que es un entrenador que sabe mucho de esto y que sabe controlar todos los momentos de un partido. Los números lo dicen todo y la evolución que lleva el primer equipo es excepcional (la entrevista está hecha antes del partido contra el Málaga). Aunque creo que no es mi deber valorarle. Los considero amigos a él y a Mikel Labaka. Tengo suerte de tenerles como amigos, dos personas excelentes y muy buenos entrenadores.

¿Le ve igual que siempre?

Le he visto entrenar al Sanse, le he visto entrenar a la Real y le he visto dirigiendo a ambos equipos. Y lo tengo claro, Imanol sigue siendo Imanol.

¿Qué se dijeron tras conocerse sus nuevas asignaciones?

Le dije que si se quedaba arriba serían las mejores noticias, síntoma de una buena señal. Y que si bajaba, tras darle un abrazo, le transmití que le íbamos a recibir con los brazos abiertos.

¿Que pasará con Zulaika cuando Imanol regrese al Sanse?

Todo quedó claro hace unas semanas. En un principio él subía a la Real para estos dos meses y yo me encargaba del Sanse durante el mismo periodo. Ya quedó establecido lo que ocurrirá a partir de julio. Los que mandan en la Real tomarán las decisiones oportunas. Sin ningún problema.

¿Cómo ha vivido la llegada de Olabe?

Ya tuvimos trato el año pasado y ahora es igual. En el partido contra el Mirandés sentimos su cercanía. Cuando las cosas van bien, poco hay que decir para transmitir lo que te quiere transmitir un jefe. Hemos hablado de lo que queremos y de que este tren no hay que pararlo.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *