Si hace unas horas conocíamos de la mano de El Mundo que el Extremadura UD había denunciado ante la LFP y la RFEF que el entrenador y varios jugadores de su primer equipo recibieron varias ofertas económicas por dejarse ganar en el duelo decisivo ante el Cartagena, el ABC publica ahora que no se trata de un caso aislado. Según las informaciones que maneja el medio, el Rayo Majadahonda habría vivido lo mismo tan solo unas semanas atrás, cuando ambos equipos se veían las caras en una eliminatoria a doble partido por el ascenso directo.

La mañana del jueves 24 de mayo uno de los capitanes del cuadro madrileño, Sergio Oliva, habría recibido una llamada desde un número oculto. El interlocutor que hablaba al otro lado de la línea, sin identificarse, asegura que llama en nombre del Cartagena y ofrece 150.000 euros, seis veces más que la prima que los jugadores del Rayo Majadahonda se embolsarían por ascender, para comprar el partido en el que ambos equipos se jugaban el sueño de Segunda, tras el 2-1 de la ida a favor del Cartagena.

Nos llamó mucho la atención quien llamaba en nombre del Cartagena supiera que el importe de nuestra prima era de 25.000 euros»

«Nos llamó mucho la atención que la persona que llamaba en nombre del Cartagena supiera que el importe de nuestra prima era de 25.000 euros por barba. Tenía datos confidenciales de nuestro equipo», recoge ABC.

Esa no sería la última llamada que los jugadores del Rayo Majadahonda recibirían en las próximas horas. Todos ellos, absolutamente estupefactos, se ponen de acuerdo en que «una llamada más y denunciamos a la Policía«.

Ellos pueden demostrarlo con nombres y apellidos, pero nosotros solo tuvimos una llamada de teléfono anónima y era mucho más complicado aportar pruebas»

En el entrenamiento de esa misma tarde, tras comunicar al vestuario lo sucedido, Iriondo, técnico del club madrileño, pide a sus jugadores que se olviden cuando antes del tema, dándoles la libertad para decidir si quieren o no denunciar la situación. No obstante, tan solo dos jugadores están a favor de ir a comisaría, puesto que consideran difícil demostrar tan solo con esas llamadas anónimas que el Cartagena está tratando de comprarles el partido. Por ello, deciden olvidarse de la cuestión hasta que sale ‘a la palestra’ la cuestión del Extremadura.

«Nuestro intento de compra es totalmente distinto al del Extremadura. Ellos pueden demostrarlo con nombres y apellidos, pero nosotros solo tuvimos una llamada de teléfono anónima y era mucho más complicado aportar pruebas», aseguran desde el club.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *