Terminar de moldear una plantilla competitiva se ha convertido en todo un reto para el Granada. El calendario va avanzando mientras que la llegada de nuevas incorporaciones se dilata más de lo deseable, en una situación diametralmente opuesta a la que se vivió durante el curso pasado.

Si bien las necesidades son totalmente diferentes, el cuadro nazarí ya había reclutado a 14 jugadores en las mismas fechas de la anterior temporada, cifra muy alejada de los cinco refuerzos que han aterrizado en Los Cármenes hasta el momento y que evidencian las dificultades a las que se está teniendo que enfrentar el club granadino en el mercado.

Esta aparente calma superficial, que cocha con la actividad frenética que se vive en los despachos rojiblancos, está relacionada directamente con la necesidad del cuadro andaluz de culminar la operación salida antes de acometer nuevo fichajes, y todo para ajustar al corse que marca el límite salarial impuesto por la Liga. En este apartado, los nombres de Baena, Joselu y Varas están marcados en rojo.

En el caso del atacante onuvense, que mantiene un gran cartel en la categoría, el Granada tiene varias ofertas sobre la mesa, entre las que destacada la propuesta del Oviedo, dispuesto a pujar fuerte para hacerse con los servicios del goleador. Por su parte, la situación de Varas y Baena podría solucionarse con sendas cartas de libertad, ante la imposibilidad de sacar `tajada con sus traspasos.

En las próximas horas o días, los diversos frentes que mantiene abiertos el Granada deben ir resolviéndose para que operaciones como las de Fede San Emeterio o Pozo, bien encauzadas, puedan cristalizar de forma definitiva.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *