La guerra abierta entre el Real Zaragoza y el Ayuntamiento ha vivido este jueves un capítulo más. El club ha anunciado que mañana la plantilla, a partir de las 13.30 horas, realizará la tradicional ofrenda a la Basílica del Pilar por la nueva temporada que va a comenzar. Hasta aquí nada extraño.

Sin embargo, el comunicado añade después que, este año, no habrá la visita posterior al Consistorio como siempre ha hecho. Los motivos son evidentes y así lo explican: «Tras una reflexión ponderada y con el máximo respeto a la institución, el Club ha decidido, sin embargo, no acudir a la habitual visita al Ayuntamiento de la Ciudad. El Real Zaragoza considera inapropiado asistir al Consistorio cuando el equipo de gobierno municipal actual no ha mostrado voluntad de colaborar con el Club e incluso ha puesto obstáculos al impulso del proyecto».

«El Real Zaragoza es y será embajador principal de los valores de la Ciudad, de las virtudes y la singular forma de ser de sus ciudadanos. Por eso, es responsabilidad del Club -como lo viene haciendo desde que se fundó- trabajar por defender con orgullo su prestigio y su buen nombre allá por donde viaja», finaliza.

Esta decisión no sorprende a la afición blanquilla por lo sucedido anteriormente entre los gobernantes y los dirigentes zaragocistas, que siguen lejos de firmar la paz por el asunto de la subvención y el de La Romareda.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *